Los retoques para mejorar la imagen no tienen por qué implicar necesariamente el paso por el quirófano con todo lo que conlleva. La medicina estética ha avanzado mucho en los últimos años y en las clínicas especializadas se llevan a cabo muchos tratamientos perfectos para dar un cambio sin usar un bisturí.

5 retoques para mejorar la imagen sin cirugía

#1. Retoques en nariz sin cirugía

La nariz es una de las partes del rostro que más se retocan pero, contrariamente a lo que muchos piensan, no es necesario recurrir siempre a la cirugía estética. La rinomodelación permite modificar ligeramente la forma de la nariz suavizando, por ejemplo, su curva o estrechándola ligeramente de una manera muy poco intrusiva.

retoques

#2. Retoques con hilos tensores

Los hilos tensores son uno de los tratamientos más solicitados por los clientes de clínicas de estética por la sencillez del procedimiento y por lo efectivo que resulta. Mediante unas microcánulas se introducen bajo la piel del rostro unos hilos tensores cuyo efecto es el de propiciar la producción natural de colágeno y tensar así la piel del rostro, logrando que las marcas de expresión prácticamente desaparezcan y las arrugas se suavicen. Un cambio que se nota mucho, que da juventud al rostro y uno de los retoques rápidos y sin cirugía que proponemos.

#3. Retoques para dar volumen a los labios

Con el paso de los años los labios pierden parte de su volumen y, además, aparecen las arrugas a su alrededor. Esto puede suceder de manera muy temprana en mujeres fumadoras. Estas marcas de expresión, conocidas como código de barras, pueden afear mucho el rostro y poner muchos años a cualquier persona. Pero retoques como las inyecciones de ácido hialurónico pueden ser la solución. Estas inyecciones pueden dejar los labios con un ligero relleno muy natural, al estilo de cómo era la boca de la persona antes de aparecer las arrugas o puede darse más volumen para conseguir una sonrisa más sensual.

En cualquier caso, el ácido hialurónico, como el resto de retoques aquí nombrados, no es permanente, porque con el paso del tiempo se absorbe por el cuerpo y hay que volver a realizarlo. Esto tiene a su favor que si la mujer no se siente favorecida o cree que ha rellenado sus labios en exceso, podrá recuperar su boca de siempre en poco tiempo.

#4. Retoques en la zona de cejas y ojos

Elevar las cejas o eliminar las arrugas del entrecejo son algunos de los retoques que se pueden llevar a cabo de una manera rápida y segura gracias al botox. A pesar de su mala fama, cuando se usa de una forma moderada y con sentido común, el botox puede ser de gran ayuda para rejuvenecer el rostro y alisar las marcas de expresión y las arrugas, logrando una apariencia más joven. Cuando se abusa, puede hacer que el rostro pierda mucha expresión, por lo que hay que tener cuidado y distanciar cada nueva sesión lo más posible.

#5. Retoques en la piel del escote para rejuvenecerla

La luz pulsada permite rejuvenecer la piel más delicada, como puede ser la del escote. En esta zona es una de las primeras en las que se nota la edad de una persona y gracias a este tipo de tratamientos se consigue tensar la piel y darle luminosidad. La luz pulsada puede utilizarse también en el rostro y en otras zonas del cuerpo pero resaltamos su uso en el escoge ya que es un área para la que no hay demasiadas alternativas en tratamientos de belleza.

Ahora ya sabes que puedes realizarte retoques reversibles y que no van a obligarte a pasar por el quirófano, por lo que podrás disfrutar de un cambio de imagen seguro.