La bellísima Anna Simón participaba en un programa de televisión con un escotadísimo vestido que le apretaba el pecho y se lo elevaba. Pero no contaron cuando eligieron su vestimenta con la gran expresividad de esta mujer que no dudó en echar la cabeza hacia atrás para mover su melena rubia, haciendo el el vestido se bajara demasiado y dejara al descubierto uno de sus pezones. Fue solo un segundo, pero que gracias al botón de pausa sus fans han disfrutado durante horas.

La cantante Edurne también sufrió un descuido este pasado año pero no fue con su escote, sino con un vestido con una gran abertura delantera en la falda. Al interpretar una canción, separó en exceso sus piernas haciendo que la tela se abriera y su ropa interior quedara expuesta. Otro clásico de los descuidos que esta mujer ya no es la primera vez que sufre. Nuevamente, fue un visto y no visto que habría pasado casi inadvertido si no fuera porque la imagen se congeló para difundirla en las redes sociales.

Lady Gaga parece que está abonada a los descuidos que dejan al descubierto parte de su anatomía, hasta el punto en que ya nada nos asusta con ella. Este año volvió a deleitarnos dejando uno de sus pechos al descubierto al levantar los brazos con una prenda muy escotada. En este caso, la piel no quedó al aire sino que una transparencia continuaba cubriéndola parcialmente. Tras habernos enseñado su tanga al sentarse en una postura poco decorosa el año pasado en los ensayos de la superbowl, ahora repite en las listas de descuidos.

Gigi Hadid, la famosa top model, fue víctima de un diseño imposible en uno de los desfiles en los que participó. Un escote excesivamente suelto y caído acabó dejando al aire uno de sus pechos durante su paseo por la pasarela. Ella, profesional siempre, ni se inmutó y continuó desfilando. Este tipo de descuidos son ya un clásico y no hay año en el que una modelo no acabe mostrando sus encantos por un vestido que es imposible lucir sin acabar sufriendo un accidente.

Nicky Minaj es otra habitual de estas listas y, la verdad, lo suyo ya no son descuidos sino que es una falta total de cuidado. Vamos, que no le importa en absoluto que sus encantos queden al descubierto e incluso lo potencia, ya que sabe que eso hará que salga en todas las revistas y en todas las recopilaciones. En este caso, casi podemos decir que de tan repetido, pierde hasta la gracia aunque la chica tiene muchos fans.

Aramis Fuster también dejó parte de sus encantos al descubierto cuando participaba en una de las galas del reality show del que formó parte el pasado año. La verdad, son imágenes que todos preferiríamos olvidar, pero que hemos visto repetidas hasta la saciedad. Otro caso de descuido que parece muy intencionado cuando se quiere que se hable de una, aunque sea por dar un espectáculo bochornoso.