La relación ya confirmada entre Enrique Ponce y Ana Soria está envuelta en la polémica y, para muchos, es una relación que cumple con tantos tópicos de hombre de cierta edad con mujer joven, que les hace pensar que va a durar demasiado.

Parece ser que la relación entre ambos llevaba ya varios meses gestándose cuando fue dada a conocer y que Enrique Ponce conoce a la familia de la estudiante, la cual no solo ha aceptado la relación sino que parecen encantados con tener al torero en sus filas.

¿Está Ana Soria fascinada por un hombre maduro, rico y con mundo? ¿Está el torero deslumbrado por la juventud de la chica? Han corrido ríos de tinta juzgando esta relación aunque a ambos parece no importarles en absoluto y afirman estar dispuestos a seguir contra viento y marea con su historia de amor.

Pero el hecho de que Enrique Ponce esté casado y tenga dos hijas, todavía de corta edad, hacen que Ana quede etiquetada para muchos como una rompehogares y él como un inmaduro en plena crisis de los cincuenta ligeramente adelantada.

Enrique Ponce y su polémica separación

La de Enrique Ponce y su mujer Paloma Cuevas ha sido la separación más sonada en lo que va de año. Todo el mundo pensaba que el matrimonio mantenía una relación idílica que ellos alimentaron posando para cientos de reportajes en los últimos años. Nada hacía ver que las cosas pudieran estar mal entre ellos.

enrique ponce

De hecho, ha trascendido que la familia de Paloma Cuevas podría estar muy dolida con el torero ya que no sabían nada de que hubiera problemas en el matrimonio y mucho menos de que él llevara meses manteniendo una relación amorosa con otra mujer a la vez que convivía con su esposa.

Sobre si Cuevas conocía o no la relación paralela de su marido, nada se sabe. Algunos han afirmado que hace tiempo que la separación era un hecho y que Paloma era conocedora de que Enrique Ponce y Ana Soria mantenían una relación pero otros lo niegan. Ella podría haberse callado pensando que era algo temporal y que podrían arreglar las cosas o, simplemente, por no saber cómo afrontar la relación.

En cualquier caso, el hecho de que todo saliera a la luz por unas imágenes robadas ha dejado en muy mal lugar a la todavía mujer de Ponce, que dicen que podría estar pasando momentos muy duros y sentirse públicamente humillada.

En cuanto a esto, se cumple el tópico de hombre infiel y mujer que soporta la infidelidad para no ponerse en boca de todo el mundo, al menos en apariencia.

Ana Soria, una mujer de su tiempo

Donde desde luego no se cumplen los tópicos es cuando analizamos el perfil de Ana Soria, que parece ser una mujer de su tiempo muy alejada de los prototipos de esposas de toreros, que suelen preferir a modelos, folclóricas o mujeres de su casa, prototipos tradicionales que se alejan mucho de una futura abogada que, según sus personas cercanas, no renuncia a acabar sus estudios y a ejercer su profesión.

La juventud de Ana Soria, de tan solo 21 años frente a los 48 de matador, sí entra en todos los tópicos de hombre maduro en plena crisis que decide comenzar una relación con una mujer mucho más joven para sentirse joven él mismo.

El hecho de que Enrique Ponce colgara fotos con Ana y sus amigos afirmando estar con su gente, han reforzado esa imagen de crisis de mediana edad tan típica. ¿Será esto un amorío pasajero o se consolidará como una relación estable alejada de tópicos? Solo el tiempo nos lo dirá.