Vivimos una época en la que las series de televisión son las protagonistas. Son muchas las razones que han llevado a ello, desde la crisis en el cine que ha hecho que muchos actores de talento y de primera línea se pasen a las series, que hasta hace poco eran consideradas material de segunda categoría y también que cada vez se invierte más dinero en ellas, siendo en muchos casos como películas de cuarenta o cincuenta minutos de duración.

¿Te has planteado alguna vez cuáles son las claves del éxito de Anatomía de Gray? Esta serie lleva ya nada menos que quince temporadas y eso no se consigue fácilmente. Desgranamos cuales son las claves del éxito de esta serie que a todos nos atrapa.

Es una serie coral

No hay un solo protagonista, sino que son varios los que comparten el honor. Esto hace mucho más sencillo encontrar con quién identificarse, ya que al ser tan diferentes entre sí siempre vamos a vernos reflejados en alguno. A veces, ocurre que con la evolución de los personajes el que comenzó pareciéndonos más afín acaba no siéndolo o nos vamos identificando con las diferentes situaciones que van viviendo los distintos personajes en cada momento. En cualquier caso, el que el reparto sea tan amplio es una gran ventaja a la hora de que la serie triunfe.

Los personajes son muy atractivos en todos los sentidos

Los personajes están muy bien desarrollados, lo que hace que no se vean planos y se muestren atractivos de cara al público. Pero, además, algunos de sus actores, por no decir la mayoría, son también muy atractivos físicamente, lo que hace que muchos hombres y mujeres no puedan despegar la vista de la televisión. Ya que vamos a ver la tele, mejor ver algo que nos alegre la vista y nos encante, sobre todo si además son actores de muy buena calidad, algo que también caracteriza a la serie.

Es una serie muy imaginativa pero con pinceladas muy realistas

La serie está muy bien desarrollada y hay mucha imaginación. Los casos médicos que se plantean son, en muchos casos, fuera de lo normal pero siempre son posibles y realistas. Por eso, la serie conquista no solo a personas que se entretienen con las series de médicos pero que no tienen mucha idea en la materia, sino incluso a los mismos doctores que ven ejemplos de casos muy interesantes en la pequeña pantalla.

Los conflictos de los protagonistas son muy humanos

Amor, amistad, problemas laborales, mezclar relaciones profesionales con affaire… son cosas muy comunes que podemos ver en nuestro día a día. Los personajes viven una vida que tal vez es muy diferente a la nuestra, pero sus preocupaciones son humanas y por eso nos identificamos fácilmente con ellos.

Siempre sorprende con sus giros

Nunca vas a adivinar lo que va a suceder en la serie, cuando crees que algo está totalmente cerrado la historia cambia y se abre a nuevas posibilidades, por lo que siempre se viven situaciones inesperadas y giros sorprendentes.