Tatuarse no tiene edad ni sexo en estos tiempos. Todo el mundo puede hacerlo y ya no sorprende ver como alguna abuela sea joven o más entrada en años decide ponerse su primer tatuaje en honor a su nieto. También es frecuente que una madre acompañe a su hija a tatuarse, bien porque esta necesite el permiso al ser menor de edad o bien porque quiere ayudarle a buscar un bonito diseño.

Son frecuentes también los tatuajes en pareja, no solo entre enamorados, tal vez los más peligrosos de todos, sino también entre parejas de amigos, de amigas y, unos muy especiales de los que queremos hablar hoy, los tatuajes madre e hija.

Los tatuajes madre e hija pueden tener distintas inspiraciones y motivos y hoy vamos a hablar sobre ellos tanto para darlos a conocer como para que puedan servir de inspiración para quienes están pensando en hacerse un tatuaje de este tipo.

Tatuajes idénticos

Lo más habitual es que la madre y la hija busquen un tatuaje que les guste a ambas y se lo tatúen en el mismo o diferente lugar como una forma llevar algo que les recuerde la una a la otra. Entre los motivos más comunes están:

-Las joyas. Los tatuajes en forma de anillo o de brazalete son muy frecuentes entre las mujeres y por eso los tatuajes madre e hija pueden tener esta forma. Se recomiendan los brazaletes antes que los anillos ya que aunque estos últimos son más pequeños y discretos, al estar en los dedos es más fácil que se emborronen con el paso del tiempo.

-Corazones e infinitos. Los corazones e infinitos mezclados, en los que puede figurar el nombre de la madre o de la hija, son también motivos muy frecuentes para este tipo de tatuajes.

-Maternidades minimalistas. Diseños muy minimalistas, realizados en un solo trazo muy sencillo con un motivo de maternidad, como una madre con un niño en brazos, son también utilizados para los tatuajes madre e hija.

-Cualquier dibujo que signifique alto. Ya sea porque les gusta a ambas, porque entre ellas tenga un significado especial o porque al verlo hayan sentido que ese es el tatuaje que las representa.

Tatuajes a medias

Otra manera original de realizar tatuajes madre e hija es con un diseño que se complemente. Por ejemplo, la madre puede tatuarse un yin con el nombre de su hija y esta un yan con el nombre de la madre.

Una frase con la mitad del texto en la muñeca de la hija y la otra mitad en la de la madre, de forma que puedan juntarse para leer la frase completa y que puede ir acompañado de algún sencillo dibujo es también una forma de realizar un tatuaje madre e hija original y muy bonito.

Últimamente están muy de moda las mariposas y mandalas, tatuando la mitad a la madre y la mitad a la hija para que al unirlas formen un único y colorido dibujo. Las muñecas y los pies son los mejores lugares para este tipo de tatuajes.