El verano es la estación más agresiva para la piel. Por este motivo, es recomendable empezar a prestarle una mayor atención a su cuidado a partir de la primavera, para evitar que se dañe demasiado durante los meses de calor. Además, debido al exceso de polen propio de esta época, es importante mantener la piel hidratada para impedir, en la medida de lo posible, la aparición de irritaciones, rojeces o picores.

Una buena opción a tener en cuenta es la crema SKIN FOOD de Weleda, por su efecto reparador, proporcionando hidratación y protección a la piel tanto de la cara como del cuerpo.

A continuación, te dejamos una serie de consejos para mantener tu piel radiante esta primavera.

Mantenla limpia

La realización periódica de una sesión exfoliante, también conocida como peeling, será de gran ayuda a la hora de preservar la piel cuidada, ya que la eliminación de las pieles muertas facilitará que los poros absorban más fácilmente los cuidados aplicados.

Hidrátala constantemente

La mejor fórmula para tener una piel saludable consiste en conservarla permanentemente hidratada en todas las épocas del año. No obstante, para asegurar el buen estado de la piel, es fundamental acertar con la selección de las cremas, que se deberá realizar en función de las características propias de cada epidermis.

Del mismo modo, a la hora de escoger una crema, también se deben tener en cuenta los ingredientes y compuestos con los que ha sido elaborada. En este sentido, es aconsejable priorizar productos naturales que no contengan aceites de origen mineral ni otros elementos refinados.

Cuida tu alimentación

Otro consejo vital para mantener la piel en buenas condiciones es seguir una dieta equilibrada, basada en productos de calidad y saludables. Asimismo, el hecho de consumir una gran cantidad de alcohol o tabaco provocará que la piel se deteriore, envejeciendo con mayor rapidez y secándose con mayor frecuencia.

Usa protector solar

Por lo general, tendemos a pensar que el protector solar debe ser aplicado únicamente cuando se toma el sol de manera directa. Sin embargo, este es un gran error, puesto que en el día a día seguimos estamos muy expuestas a las radiaciones ultravioletas proveniente del sol – las cuales son cada vez más nocivas -.

Por este motivo, el uso diario de deprotector solar, combinado con el empleo de una crema hidratante, no solo protegerá tu piel, sino que la mantendrá joven, radiante y saludable, evitando al mismo tiempo la aparición de manchas y lunares indeseados.

Cuida de tus labios

Muchas veces tendemos a descuidar el cuidado de la piel de determinadas partes del cuerpo como por ejemplo los codos, las manos o incluso los labios. Zonas que, siendo especialmente sensibles, son con frecuencia las más desatendidas. Para el cuidado de tus labios, puede resultar beneficiosa la adquisión de productos específicos como el bálsamo SKIN FOOD LABIAL compuesto de ingredientes naturales como  calendula y romero.

Bebe con asiduidad

Para combatir la piel seca esta primavera, el cuerpo debe estar hidratado tanto por fuera como por dentro, por lo que se recomienda consumir de media unos dos litros y medio de agua al día. Además de mantener la piel hidratada, se evitará la aparición de puntos negros y otros residuos dérmicos.

Vive relajadamente

El estrés se refleja de muchas maneras en nuestra apariencia, también a través de la piel. De este modo, aunque es difícil huir de la inmediatez que caracteriza nuestro tiempo, es importante intentar disfrutar de la vida pausadamente.