En noviembre del 2018 se descubrió una nueva tumba en Luxor con una antigüedad de más de cuatro mil años. Este descubrimiento debió de impactar en el diseñador Roberto Verino ya que fue el punto de partida para toda una colección inspirada en el antiguo Egipto y que tiene por nombre “Marhaba”, que significa Hola en español.

Verino se ha inspirado, en primer lugar, en el algodón propio de Egipto, material muy presente en la colección. Por supuesto, también está presente el lino, tan habitual en esa civilización. La colección se completa con sedas y tejidos muy vaporosos que recuerdan a los propios de la zona. El propio diseñador ha declarado que se trata de inspirarse en el pasado para hacer realidad un futuro más sostenible, con tejidos totalmente naturales.

En cuanto a los colores del antiguo Egipto también los encontramos presentes en la colección. Destacan los colores arena, inspirados en los desiertos de estas tierras y los dorados que hacen referencia al sol y a los atardeceres egipcios. Pero ha ido más allá y ha plasmado en las telas de muchos de los vestidos, camisas y blusas de la nueva colección los motivos encontrados en las paredes de la tumba.

Unas joyas con un gran simbolismo

Muchos de los trajes de la colección llevan bordadas joyas inspiradas en los símbolos del antiguo Egipto, como por ejemplo algunos de los símbolos que se pueden ver en los jeroglíficos. La creación de estas joyas se debe a una colaboración con Johan Katt, con el que Verino ya ha colaborado en otras ocasiones y que fue formado en la mítica maison francesa de bordados Lesage.

Estas joyas son sin duda el punto más original de la colección del diseñador que ha sido acogida con un gran éxito entre todos los fans de la marca, pero también entre la crítica en general, que la considera una colección diferente, marcada por la naturalidad y la sencillez pero con el punto de creatividad que estos bordados de joyería aportan.

También los maquillajes de sus modelos han sido inspirados en los que se pueden ver en los dibujos del antiguo Egipto con los ojos muy resaltados, aunque siempre con la sencillez y la discreción que caracteriza a la marca.

No ha sido el único en buscar esta inspiración

Roberto Verino no ha sido la única marca que ha buscado su inspiración en esa antigua civilización. Ya marcas tan importantes como Chanel habían apostado por este país incluso de una forma mucho más clara y llamativa.

La firma de alta costura presentó su colección a finales del año pasado en la que se podían ver estampados egipcios, cortes en forma de túnica y joyería que tenía como clara referencia la de el Imperio Medio.

Lo que sin duda está claro es que Egipto está de moda y que este verano vamos a ver más de una apuesta en este sentido. ¿Qué te parece esta tendencia que puede hacerse sentir como la mismísima Cleopatra?