Independientemente de la implantación cada vez más común de modelos de trabajo en las empresas como el teletrabajo, lo cierto es que es muy común tener que realizar tareas asociadas a las oficina o despacho en el hogar.

Uno de los mayores problemas en este sentido, es que no siempre se dispone de un lugar físico habilitado especialmente para esto y, lo cierto, es que el trabajo en casa requiere de un espacio enfocado a ser únicamente lugar de trabajo. De ahí que disponer de un mobiliario de oficina específico será clave para tener bien dispuestos todos los materiales de oficina y trabajo y poder desempeñar con eficacia y comodidad las actividades. Lo primero será encontrar el lugar perfecto, un espacio apartado donde no existe ninguna fuente de ruido. Posteriormente, habría que definir el conjunto de elementos  para conseguir un diseño cómodo. Algunas recomendaciones son:

  • Para la iluminación, es interesante contar con una luz general de techo y una luz de mesa o escritorio más centrada en el área de trabajo.
  • Elegir una silla cómoda y ergonómica es necesario para poder suportar horas de trabajo. Que sea regulable y que se adapte a nuestro cuerpo será imprescindible para poder realizar el trabajo de forma confortable.
  • La mesa de trabajo debe tener una dimensiones acorde con las dimensiones del cuarto y al uso que se le dará.
  • Puede ser interesante instalar un pizarra blanca en alguna pared para realizar anotaciones informales e importantes o realizar presentaciones mucho más claras.
  • Adquiere material de archivo que te permita tener toda la documentación y el material que no sea imprescindible en el día a día ordenado. Además del material, también es muy importante un sistema de organización que permita recuperar la documentación y material de manera rápida y sin tener que perder un tiempo excesivo.