Las prebases caseras son tan fáciles de preparar que podemos tener en casa una prebase cada mes.

Qué es una prebase casera

Las prebases son las que usamos para poder conseguir que la sombra de ojos se quede sujeta al parpado y además,  por medio de la prebase consigues que que las sombras se vean mucho más luminosas y brillantes.

Qué necesitas para poder hacer una buena prebase

  • Un gloss duro y su recipiente
  • Un poco de maquillaje
  • Un poco de sombra blanca o polvos iluminadores

Para este tipo de prebases, lo mejor es que usemos un gloss de base dura, de tal forma que nos permita cogerlo con la mano y además poder extenderlo por dónde queramos. Los gloss de todo a 100 son perfectos para este tipo de prebase

Lo primero es machacar el gloss  hasta que notemos que queda una pequeña masa  que se puede mezclar con otra cosa.  Luego añadimos unas gotas de maquillaje a la mezcla y el siguiente paso es ponerle un poco de sombra iluminadora.

Ahora debemos mezclar durante algunos minutos para conseguir una masa que esté perfectamente homogénea y que de esta forma no nos dé problemas a la hora de ponerla

 

Cómo se usa una prebase

La forma correcta de usarlas, es ponernos en  el dedo indice un poco de prebase y extenderla por todo el parpado móvil para conseguir que toda esa zona quede perfectamente cubierta.

No hagas mucha prebase casera, ya que puede echarse a perder y perder un poco el efecto o sencillamente secarse, lo mejor es que hagas un poco semana a semana. Parte el gloss en 4 y así podrás usarlo todo un mes.

Si no quieres seguir gastando fortunas en prebases, lo mejor que puedes hacer es crear en casa tu propia prebase casera para que puedas usarla cuando quieras-.