El champú sin sulfatos y sin siliconas está de moda. Se llevan los cosméticos muy naturales, pero a veces los ingredientes artificiales son necesarios para conseguir efectos beneficiosos para el cabello. Por ejemplo, son elementos químicos los que eliminan la grasa del cuero cabelludo. Pero ¿son los sulfatos y las siliconas elementos beneficiosos para el pelo o es mejor un champú sin sulfatos y sin siliconas para su cuidado?

En primer lugar, vamos a conocer los pros y los contras de cada uno de estos ingredientes y así podremos saber la verdad.

Los sulfatos en los champús

Los sulfatos ayudan a eliminar la grasa del cabello y son los responsables de que el champú haga tanta espuma. Es un elemento barato y efectivo, pero resulta agresivo con el cuero cabelludo y con los ojos. Sí, los sulfatos tienen la culpa de que al caer jabón en los ojos estos se irriten. Están en el jabón, en los productos de limpieza y también en los champús.

El problema es que los sulfatos arrastran no solo la grasa que ensucia el cabello, también los aceites naturales que lo recubren y lo protegen por lo que su uso acaba por resecar el cabello y por hacer que el cuero cabelludo se descame.

Las siliconas en los champús

Las siliconas son las culpables de que cuando te lavas el pelo con ciertos champús o cremas suavizantes este se vea brillante y muy suave. Hasta aquí podríamos creer que es muy bueno, ya que un pelo brillante y suave tiene que ser necesariamente un cabello sano. Pero nada más lejos de la realidad.

Imagina que la piel de tu mano está muy reseca y fea, incluso descamada. No quieres que nadie la vea así y te colocas por encima un bonito guante. La gente verá la belleza de la tela, apreciará su suavidad y cuando te den la mano les parecerá muy agradable. Pero eso no quita que tu piel esté mal por debajo del guante y que pueda seguir empeorando si no pones un remedio.

Las siliconas actúan igual, encubren el problema, pero no lo solucionan y por ese motivo el pelo no solo no estará sano, sino que cada vez estará más frágil y quebradizo, aunque su apariencia sea muy bonita.

La respuesta a si es mejor un champú sin sulfatos y sin siliconas

Ahora sabemos que los champús convencionales por un lado usan químicos que resecan y estropean el cabello y por otro, lo recubren con siliconas para que parezca perfecto. Pero ¿no sería mejor que no necesitásemos esas siliconas porque el champú, directamente, no resecara nuestro pelo? Pues la respuesta es que sí, evidentemente.

Y hoy por hoy ya existen champús sin sulfatos y sin siliconas muy efectivos que dejan el pelo limpio pero respetan su equilibrio natural y permiten que la belleza natural del pelo sea la auténtica protagonista en tu melena. Sin brillos artificiales y sin agresiones químicas a la piel.