Para acabar con los dolorosos e ineficaces sistemas depilatorios tradicionales, una de las opciones que más se plantean las mujeres es acudir a un centro estético para realizarse un tratamiento de depilación. Sin embargo, la posibilidad que ofrece la nueva Lumea Prestige de Philips de tener todas las ventajas de la tecnología IPL sin necesidad de moverse de casa multiplica las ventajas de forma definitiva.

Sin necesidad de buscar una clínica o salón de belleza de confianza y adaptándose de forma sencilla a las necesidades y al tiempo de cada usuaria, Lumea es la ayuda definitiva para acabar con el vello indeseado sin dolor y de forma fácil y duradera.

La depiladora Philips Lumea Prestige utiliza la tecnología de luz pulsada intensa o IPL (por su siglas en inglés: Intensed Pulsed Light). Se trata de un sistema innovador que utilizan los profesionales en los salones de belleza pero adaptada para su uso seguro y sencillo en casa sin necesidad de contar con formación especializada. Cualquier persona puede hacer uso de esta tecnología sin riesgo alguno de daños sobre la piel.

Según avanza el tratamiento el vello crece de forma mucho más lenta y cada vez serán más los que terminarán desapareciendo.  El resultado es una piel suave y delicada sin necesidad de preocuparse por el crecimiento indeseado de vello. Está demostrado que tras 12 meses de tratamiento, Lumea consigue eliminar hasta el 78% del vello en las piernas*. Aunque cabe mencionar que el tratamiento puede aplicarse a otras zonas como las ingles o las axilas donde el contraste entre la oscuridad del pelo y la piel poco bronceada incrementa la efectividad de la luz pulsada.

Es interesante destacar que a la facilidad, confianza y efectividad de Lumea Prestige se une la rapidez en la aplicación del tratamiento ya que se pueden completar las medias piernas en tan solo 8 minutos y medio, la cara en 1 minuto, las ingles en 2 minutos y las axilas en 2 minutos y medio. Un tratamiento completo en todas las zonas tendría de media una duración total de 15 minutos. Realmente se trata de un proceso sencillo y rápido que merece la pena hacer para librarse cómodamente del vello indeseado.

Como elemento innovador de este sistema depilatorio, cabe destacar el diseño curvo de los accesorios que mejoran el acceso de la luz a las zonas más complicadas, como las axilas o la línea del bikini. Al mismo tiempo, la forma y tamaño de la ventana se dispone en cada pieza para garantizar que la luz pulsada llegue a cada superficie determinada de forma totalmente efectiva. Estos accesorios cuentan están diseñados para ofrecer un tipo de tratamiento específico adecuado para cada zona del cuerpo.

Además, para adaptarse de forma total a las necesidades de cada usuaria, Lumea Prestige de Philips cuenta con cinco niveles distintos de intensidad y el sensor SmartSkin te ayudará para ajustar el nivel según tu tono de piel. El seguimiento del tratamiento será mucho más sencillo gracias al uso de la aplicación gratuita de Lumea que acompaña a la usuaria mediante orientación, asistencia y personalización del tratamiento más adecuado en cada caso.

Son más de 14 años de estudio, innovación y profesionalidad en el ámbito de la eliminación del vello los que avalan a Philips Lumea Prestige como sistema de depilación pulsada número 1 en Europa. Descubre  mucho más siguiendo a Philips Belleza en Facebook e Instagram.

Aprovecha y pruébala gratis durante 100 días gracias a esta promoción. ¿No te parece el regalo perfecto para estas Navidades?

*Media de reducción de vello en las piernas: 78 % después de 12 meses de tratamiento.