Los nombres árabes de mujer son relativamente frecuentes en nuestro país, pero algunos son muy populares más allá de nuestras fronteras. Muchos de ellos porque tienen una historia que los ha hecho famosos o porque han pertenecido a alguna mujer famosa que ha hecho que el nombre se vuelva más popular. Si buscas para tu hija un nombre original y distinto, ¿por qué no inspirarte en la cultura árabe que tanto ha aportado en nuestro país? Te hacemos algunas propuestas y te hablamos sobre las famosas que llevan este nombre.

Aamaal

También se acepta la variante Amal. Significa esperanzas o aspiraciones. Este nombre se ha hecho famoso por la mujer del que fue durante mucho tiempo el soltero de oro de Hollywood, George Clooney. La abogada y activista Ama Clooney, tomó el apellido de su marido al casarse, es también todo un referente de la moda y una mujer en la que se miran muchas chicas, por lo que su nombre se está haciendo bastante popular en otros países.

Amira

Significa soberana, líder. Se escribe también Ameerah. Es un nombre árabe muy común y realmente bonito, popular también en toda África. Suena muy bien en español, por lo que es una estupenda opción para quienes buscan un nombre distinto. Se ha escuchado mucho últimamente por ser el nombre de una niña famosa por su voz prodigiosa para la ópera que ha salido de un concurso televisivo y que es toda una sensación en algunos países.

Farah o Fara

Significa alegría, jovialidad. El nombre se hizo famoso por ser el de la tercera esposa del último emperador de Irán, Farah Diba. Esta mujer, que fue un icono de belleza y moda en los años sesenta y setenta, hizo muy popular el nombre pero no tanto como la anterior esposa del monarca, Soraya, que sí consiguió que su nombre calara en España.

Iman

Tiene el significado de fe, creencia. No es un nombre popular en España, donde se conoce sobre todo por ser el nombre de la famosa modelo Iman, viuda de David Bowie. Un nombre elegante y muy distinto a los que estamos acostumbrados por aquí.

Yasmín

Jazmín en castellano. Es un nombre muy sonoro y bonito que se ha hecho popular por ser el nombre de la princesa Disney en su variación Jasmín. Un nombre muy bonito que sigue la tradición clásica de poner a las niñas nombres de flores y que gracias a la nueva versión de Aladino, esta vez con personajes reales, va a recuperar un gran protagonismo.