El Método Curly es el camino mediante el cual conseguiremos que un cabello que a priori no es rizado termine siéndolo. Se trata de un procedimiento que tiene que empezar en manos de un estilista profesional que determine los pasos a seguir.

Este profesional valorará el estado del cabello y cómo conseguir los rizos que se están buscando, ya que no siempre valen los mismos pasos para todos los cabellos ni tampoco los mismos productos.

¿Qué es el Método Curly?

El Método Curly unifica diferentes pasos para lograr que un cabello liso u ondulado se convierta en un cabello rizado con un aspecto lo más natural posible, como si su naturaleza fuera haber dispuesto de dichos rizos.

Son unos pasos a seguir desde un principio en cuanto a hidratación, lavado, cuidado y cepillado, así como el buen uso de determinados productos que ayudarán a fijar dichos rizos en el cabello.

Cómo empezar con el Curly Method

En primer lugar, se hará un estudio del pelo a tratar y se proporcionarán los productos que se debe utilizar para lograr un pelo rizado natural. Una buena limpieza y un correcto uso de las herramientas son la base, ya que existen cepillos o peines especiales para llevar a cabo este proceso, al igual que debemos tener en cuenta que no se puede cepillar el pelo muy frecuentemente, por ejemplo tras la ducha, pues lo único que conseguiremos es eliminar la naturaleza de dicho rizo.

Además, una vez empecemos con este método deberemos olvidarnos de los secadores de pelo, los difusores, las planchas y demás herramientas de calor que solo retrasarán los pasos en nuestro proceso por ser unas curly girls.

En el primer paso también empezaremos por prescindir de todo tipo de productos que contengan sulfatos y siliconas, ya que estos solo consiguen deteriorar y modificar nuestro cabello de forma negativa. Solo con el uso de los productos libres de estos componentes notaremos un cambio más que notable y un paso más hacia el cabello rizado que ansiamos.

¿Cuál es el origen del Curly Method?

El inicio del Curly Method nace, obviamente, en Estados Unidos, de la mano de una estilista llamada Lorraine Massey, que creó una guía con los mandamientos para lograr tener un cabello rizado bonito, sano y, lo más importante, con un aspecto muy natural.

En 2011 escribió su libro Curly Girl The Handbook, consiguiendo crear toda una comunidad alrededor de este método que aún hoy continúa en redes sociales con millones de seguidores que empiezan diariamente este camino hacia un cabello con unos rizos envidiables.

Pasos del Método Curly

Este método es apto para cabellos tanto lisos como rizados. Únicamente debemos saber que el procedimiento variará dependiendo de la base de nuestro pelo, lo dañado que está, si lo hemos tintado en los últimos meses, si lo hemos castigado utilizando mucho tenacillas, planchas y secadores o cómo responde a los diferentes tratamientos.

Una vez tengamos esto claro, veamos los diferentes pasos a seguir para conseguir esos rizos tan ansiados con esta técnica.

Eliminar todos los residuos de nuestro cabello

¿Cómo lo haremos? Utilizando por última vez un champú con sulfatos. Estaréis pensando que nos vamos a quedar igual, pero no. Emplearemos un champú con sulfatos, pero no con siliconas, así retiraremos todo lo que queremos que no permanezca en nuestro pelo de cara a la nueva vida que vamos a darle.

Será el último lavado con sulfatos y el primer paso para lograr ese cabello lleno de rizos. Un paso sencillo, pero que a la vez determinará una nueva vida para nuestro pelo y deshacernos de unos productos tóxicos que en nada benefician a la naturaleza de nuestro pelo.

Table could not be displayed.

Aportar mucha fuerza a nuestro pelo

Es probable que llevemos mucho tiempo maltratando nuestro pelo con una gran cantidad de productos que contienen sulfatos y siliconas, por ello, es momento de deshacernos de todos estos productos y empezar con esos que nos van a acercar a ese pelo rizado que merecemos.

Se trata de productos especiales con nutrientes que ayudarán a fortalecer el cabello desde la raíz y a prepararlo para conseguir ser una curly girl. Además, notaremos cómo gradualmente nuestro cabello está más sano y agradecido por haber eliminado todos esos productos químicos que no le dejaban mostrar su naturaleza.

Este es un paso que deberían seguir muchas personas, independientemente de su deseo de tener el pelo rizado o mantener un cabello liso u ondulado. La eliminación de productos tóxicos es un paso muy necesario para lograr un cabello sano y sin siliconas y sulfatos.

Muy importante: no olvidar el acondicionador

Ni tampoco su forma de empleo. El champú debe tener las características que hemos visto anteriormente, pero el acondicionador también debe ser especial. A poder ser, de la misma línea que el champú y que la mascarilla para así conseguir un tratamiento mucho más uniforme.

Una vez aplicado el champú y retirado de nuestro pelo, pasaremos a aplicar el acondicionador en el pelo mojado. Nos pondremos boca abajo y apretaremos con fuerza con el cabello para conseguir que nutra hasta la raíz. Es necesario estrujarlo con mucha fuerza, como si estuviéramos eliminando el exceso de agua, ya que solo así notaremos como nuestro pelo se nutre del acondicionador que le estamos proporcionando.

Posteriormente, desenredaremos el pelo con un peine. ¡Muy importante! Este es el único momento, y con el pelo mojado, que peinaremos el cabello. Si lo hacemos con el pelo seco solo conseguiremos el efecto contrario del deseado: deshacernos de los rizos que tanto ansiamos.

Acondicionadores recomendados para método Curly

Table could not be displayed.

La mascarilla para el cabello

El siguiente paso es la mascarilla, indicada para aplicar una vez a la semana y libre de todos los elementos químicos que hemos mencionado anteriormente. Conforme vaya pasando el tiempo con este proceso, utilizaremos menos la mascarilla, hasta pasar a dos veces al mes.

Además, existen productos especiales para conseguir fijar los rizos, pero esto es importante que lo hagamos con el cabello aún mojado o totalmente húmedo.

La mascarilla puede ser el producto menos utilizado, pero, sin duda, es necesario que la tengamos siempre a mano.

Mantener los rizos a pesar del paso de los días

Estarás pensando que sí, el primer día y tras todos los productos aplicados, el pelo queda precioso, pero, ¿y el resto de los días? ¿Y cuando me levanto al día siguiente?

Te proponemos que te hagas con un pañuelo especial para poder fijar los rizos a la cabeza durante la noche, mientras duermes. Así, cuando te despiertes, no se habrán deshecho ni será una maraña de rizos encrespados.

Además, existen muchos productos libres de tóxicos que te ayudarán a devolverle la vida a tus rizos cuando más lo necesiten. Estos productos normalmente vienen en forma de spray, y luego tendrás que darles forma con tus dedos de manera delicada.

Nunca deberás ayudarte de cepillos u otras herramientas, piensa que son las grandes enemigas de tu pelo rizado y que solo conseguirás que tus rizos pierdan esa fuerza que tanto tiempo te ha costado conseguir, haciendo que el trabajo que estás haciendo no sirva para nada.

pelo rizado

Diferentes técnicas para conseguir el pelo rizado

Pero, además de todos estos pasos para lograr el pelo rizado siguiendo el Método Curly, también existen diferentes técnicas cuyos significados no conocemos del todo bien. Se trata de técnicas diferentes que vamos a proceder a explicar, ya que pueden ser de gran ayuda para conseguir ese tipo de cabello que tenemos en mente.

Técnica Low Poo

Esta técnica va directamente ligada al Método Curly y se refiere a realizar un lavado del cabello bajo en champú. Esto no significa lavarse menos el cabello, sino utilizar, como hemos mencionado anteriormente, productos bajos en siliconas, sulfatos y elementos químicos que solo nos estarán alejando del procedimiento para lograr unos rizos bonitos en nuestro cabello.

La diferencia más importante que notaremos con estos productos es que apenas producen espuma, algo que puede hacernos pensar que no nos estamos lavando bien el cabello, pero nada más lejos de la realidad. Es una forma de limpieza diferente a la que deberemos acostumbrarnos si queremos gozar de un cabello con más salud y brillo.

Esta técnica también abraza la necesidad de utilizar pocos cepillos y peines y optar solo por desenredar el pelo con un peine de cerdas finas mientras aún tenemos el pelo mojado.

Co-wash

Mediante esta técnica, ideal para cabellos muy rizados y afro, prescindimos del paso del champú. Por ello, pasaremos directamente al acondicionador, para conseguir nutrir el cabello sin resecarlo en absoluto con el primer paso que nos estamos saltando.

Este tipo de limpieza, que puede no resultar muy atractiva en principio, puede realizarse diariamente, consiguiendo un cabello nada encrespado y con mucho brillo. Además, los rizos estarán mucho más definidos y bonitos, lo que es el principal propósito de todas estas técnicas.

Al salir de la ducha, desenredaremos un poco con un peine y le daremos forma al cabello con los dedos para volver a disfrutar de unos rizos bien definidos y bonitos.

Es importante que sepamos cómo elegir el acondicionador perfecto, pues no todos sirven para conseguir este propósito. Puedes apoyarte en las reseñas de foros o blogs o ayudarte de algún profesional de la peluquería o estilismo para que te aconseje cuál de estos productos irá mejor para tu tipo de cabello.

Productos recomendados para Co-wash

Table could not be displayed.

Técnica leave-in

La técnica leave-in unifica todos estos productos que se emplean sin necesidad de un enjuague posterior. Son todos los productos que empleamos una vez salimos de la ducha con el pelo mojado o con el pelo seco para reavivar sus rizos o su brillo, eliminando también su encrespamiento.

Existen muchos productos que sirven para ello, pero deberemos investigar cuáles son los mejores para conseguir que nuestro tipo de pelo mantenga el brillo a pesar de los días y mantenga los rizos en forma a pesar de no lavarlo a diario o de haber dormido en una postura que poco ha beneficiado a nuestros queridos rizos.

Esta técnica te va a servir tanto para cuando no te has lavado el pelo en uno o dos días como cuando sales de la ducha después de haber realizado todo el procedimiento anterior. Cuídalo mechón a mechón para lograr que el brillo y la definición de los rizos sea totalmente uniforme y no vaya por partes.

Frizz

El frizz es uno de los grandes enemigos de cualquier tipo de cabello, pero para los pelos rizados o con el Método Curly lo es especialmente. Y es que un cabello liso puede deshacerse más fácilmente de este gran enemigo con un buen cepillado, pero recordemos, un pelo rizado no debe peinarse muy a menudo.

Por eso, disponer de productos que nos ayuden a prevenir y deshacernos del frizz es imprescindible para el pelo rizado. Los champús, acondicionadores y mascarillas sin elementos químicos como sulfatos y siliconas ayudan a prevenirlo, pero también los serums y los distintos productos que contribuyen a que tu pelo se mantenga rizado.

Olvídate de peinarlo y cepillarlo muy a menudo y opta por masajearlo con tus dedos de forma delicada, aplicando acondicionadores y productos especiales para tratar tu tipo de pelo. También tienes que deshacerte de los secadores, tenacillas y planchas del pelo, pues el calor es un gran enemigo para el tipo de pelo que estás trabajando.

Siguiendo estos pasos lograrás que tu pelo no sepa qué es el frizz y que disfrutes de un pelo cada vez más rizado y bonito, sin encrespamiento.

Si te has cansado de tu pelo liso o si tienes un cabello ondulado que no tiene forma ninguna o que te cuesta definir, así como si has soñado siempre con un pelo rizado, este es tu momento. Apuesta por el Método Curly, unos sencillos pasos con los que lograrás tener un pelo rizado y con un aspecto más sano que nunca, pues tendrás unos bonitos rizos sin encrespamiento. Es un trabajo diario que tendrá sus recompensas cuando veas lo bonito que queda tu pelo eliminando ciertos elementos tóxicos de los champús, acondicionadores y mascarillas. ¡Apuesta por un pelo rizado más bonito que nunca!