Quitar manchas de la ropa puede parecer algo complicado, pero con el producto adecuado el proceso será mucho más rápido. Las manchas de vino suelen tener la mala fama de ser las más difíciles de quitar.

¿Cuáles son los trucos para quitar las manchas de vino tinto

Pero no es tan complicado, si somos rápidos podremos solucionarlo sin problemas. Entre los trucos más destacados para eliminar manchas de vino tinto nos encontramos con:

  • Lejía. Este producto sólo puede usarse en prendas blancas. Normalmente con dejarla 10 minutos en lejía es suficiente pero ten en cuenta que la lejía es agresiva y puede dañar las fibras y, con el tiempo, amarillear la ropa. También puedes usar algún producto químico específico como Cebralín Quitamanchas Accidentales, que consigue acabar de una manera eficaz con este tipo de manchas.
  • Agua. Quitar una mancha de vino con el agua a una alta temperatura, es un truco muy usado. Por ejemplo si se mancha un mantel, se puede colocar dentro un recipiente con agua caliente. Desaparecerá la mancha de una manera rápida y nada agresiva con el tejido.
  • Vinagre. En este caso se puede usar vinagre blanco para eliminar manchas de vino tinto. Luego se puede usar detergente y frotar suavemente hasta ver que la mancha se haya suavizado lo suficiente. A continuación se puede lavar con agua caliente. Por último, si la mancha sigue en la prenda se puede usar amoniaco. Este último paso es recomendable usarlo solo en prendas oscuras porque las prendas claras pueden sufrir daños.
  • Sal. Es un truco infalible y que han usado multitud de personas para hacer frente a manchas de vino tinto. La sal se debe dejar sobre la mancha, es recomendable usar una cantidad abundante. Dejar hasta que se seque. Después deberá lavarse con agua y detergente y meter en la lavadora. Es un proceso un poco más largo, pero muy útil.
  • Vino blanco. Muchos también recomiendan usar vino blanco sobre la mancha de vino tinto. Para ello necesitaremos una esponja y dar pequeños toques sobre la mancha de vino tinto. Evitar restregar porque esto podría hacer la mancha más grande y dañar el tejido. Luego de este paso, se debe lavar con agua y jabón para asegurar que no quede ningún rastro de la mancha.

Algunos trucos para quitar las manchas de vino blanco son:

  • Agua. Cubrir la mancha de agua fría y tratar con algún producto quitamanchas como Cebralín conseguirá un resultado eficaz y rápido.
  • Zumo de limón. Verter sobre la mancha y dejar actuar hasta que la elimine por completo. Luego habrá que lavarla con jabón y agua una vez que el zumo de limón haya hecho efecto sobre la mancha.

El tratamiento de las manchas de vino tinto y de vino blanco tendrán un tratamiento diferente si la mancha se ha secado. En ambos casos si por ejemplo el tejido no es demasiado delicado se podrá meter directamente en la lavadora. Pero si el tejido requiere de más cuidado tendremos que usar un poco de alcohol etílico sobre la mancha para evitar posibles daños.

Lo importante es que en cada mancha se haga uso de un producto adecuado o se utilicen remedios caseros que respeten los tejidos. Con estos consejos las manchas de vino ahora serán más fáciles de quitar.