¿Te apetece un cambio de look de cara al verano? Te ayudamos a que tomes la mejor decisión contándote qué es lo que más se lleva en cortes de pelo actualmente. Pero también hablaremos del color, que muchas veces es lo que ayuda a que un corte de pelo acabe viéndose perfecto.

Bob asimétrico: El bob se lleva este año ligeramente largo, por los hombros aproximadamente. Para las más atrevidas, la novedad viene de la mano de la asimetría, ligera y que hace que uno de los lados se vea algo diferente. Ana Polvorosa suele apostar por este look, incluso por el bob largo. Queda bien en todo tipo de rostros.

Flequillo baby bang: Otra apuesta muy arriesgada. Es un flequillo que deja las cejas y parte de la frente al descubierto, es decir, muy corto. Queda muy bien en mujeres con cara estilo corazón y ovalada. Debe de evitarse si se tiene la cara muy alargada porque el efecto es todavía mayor.

Melena capeada: Las capas harán que toda melena tenga más volumen. Pero en este caso, se lleva especialmente en los cabellos que de por sí tienen mucho volumen como los rizados o los ondulados para conseguir un efecto todavía más marcado. Perfecto para mujeres muy atrevidas que quieran destacar por su look.

Melena XXL: Durante mucho tiempo dejó de estar de moda pero mujeres como Sara Carbonero han vuelto a ponerla en el candelero. Las melenas XXL necesitan muchos cuidados y atención y un corte favorecedor para darles vida. Se recomienda combinarlas con un buen tratamiento del color para darles luz.

Cortes de pelo que vuelven

Dos de las tendencias más de moda para este verano están marcadas por peinados que ya estuvieron muy de moda en los años noventa: El shaggy y el pixie.

Shaggy:Se trata de un corte de pelo muy despeinado y capeado que queda ideal en melenas midi. Normalmente, es muy abultado en la parte de arriba de la cabeza en donde se concentra el mayor volumen, mientras que las puntas se ven muy ligeras.

Pixie: Vuelve el pixie más descarado y masculino pero utilizando colores de pelo llamativos que den un toque extra de feminidad como los rubios platino, los grises para las más jóvenes o los negros con reflejos azulados o lila.

El estilo Ombrè da paso al Sombrè

Las mechas californianas estuvieron muy de moda en el pasado, pero ya hace tiempo que se han quedado bastante desfasadas a favor de otras tendencias que apuestan por una degradación del color en la que tienen cabida los reflejos, pero no las mechas exclusivamente.

Primero fue el Ombrè, que jugaba con un color más claro en el último tercio de la melena, pero actualmente la naturalidad es la apuesta más fuerte y llega el Sombrè, que es un Ombrè mucho más suavizado. Se intenta que las puntas sean ligeramente más claras pero que no sea fácil ver la transición de un tono a otro.

Además, por la parte delantera de la melena se juega con reflejos muy suaves para iluminar el rostro, consiguiendo así un color muy personalizado y diferente.