A la hora de decorar tu casa, una de las habitaciones a la que hay que prestar una mayor atención es el dormitorio. Dentro de esta estancia el elemento más importante es la cama, ya que dormir adecuadamente es fundamental para la salud física y mental y vamos a pasar muchas horas en ella. Al organismo le afecta no descansar bien, por eso es necesario hacer todo lo posible para conseguir un sueño reparador. Factores como el estrés, la iluminación, el ruido y la temperatura pueden afectarnos a la hora de dormir, pero sobre todo influye contar con una buena cama.

Para que tengas claro cuáles son las características en las que fijarte a la hora de elegir una cama, vamos a detallarte las cualidades más importantes que debe de tener para que duermas bien y no sufras ningún tipo de malestar.

¿En qué fijarte para conseguir la mejor cama?

En el mercado existe una amplia variedad de colchones, somieres y almohadas, pero no todos son los más adecuados para nuestra fisionomía o preferencias, por eso es necesario saber los aspectos en los que hay que fijarse a la hora de adquirirlos.

Colchón

Un buen colchón es primordial a la hora de conciliar el sueño, por eso hay que cambiarlo cada cierto tiempo y desecharlo cuando esté desgastado. Un aspecto fundamental del colchón es su firmeza, aunque hay personas que prefieren un colchón más blando, si que es necesario que se adapte al cuerpo y a los movimientos. Si tienes un colchón con más de 8 años ya es hora de que lo cambies por uno nuevo, ya que el tiempo y el uso hace que pierdan su capacidad de sujeción.

Otro aspecto en el que fijarse es el tamaño de ancho y de largo, sobre todo para las personas altas y grandes, que deben tener suficiente espacio para poder moverse con soltura, sobre todo si se duerme acompañado.

Somier

A la hora de elegir un somier, nuestra recomendación es que te decantes por las bases tapizadas que al estar realizadas con una tabla recubierta de tejido transpirable, son capaces de soportar de forma uniforme el peso del colchón y de las personas que lo usan.

No importa si usas un colchón de muelles o de latex, las bases tapizadas deben estar realizadas con materiales resistentes y duraderos para garantizar un descanso firme por más tiempo, aunque es recomendable que se cambien al mismo tiempo que el colchón.

Almohada

La almohada es uno de los ejes del triángulo del descanso, por eso también hay que prestarle atención a que el modelo sea compatible con tus preferencias. En el mercado hay muchas opciones: fibra, microfibra, viscoelásticas, de pluma y de plumón y las puedes encontrar con precios asequibles para todos los bolsillos.

Como pasa con el colchón, lo mejor es adquirir una que tenga el nivel de firmeza que te gusta, pero es recomendable que tenga una forma ergonómica que permita que el cuello descanse y permanezca en linea con el resto de la columna.