La Princesa de Asturias tiene ya 15 años, una edad muy significativa que simboliza el dejar atrás la infancia y el comenzar la edad adulta, aunque sea por ahora como una joven adolescente. Y esto se comienza a reflejar en sus responsabilidades pero también en su forma de vestir.

Hasta hace poco, la Princesa de Asturias solía vestirse a juego con su hermana, la infanta Sofía. Pero en los últimos actos sociales hemos visto como esa imagen tan infantil ha comenzado a cambiar y las dos adolescentes comienzan a encontrar estilos propios.

Este verano 2020 parece ser el que ha marcado el cambio en la imagen de la Princesa, que ha comenzado a vestir de una forma más adulta. Concretamente, en la pequeña gira protagonizada junto a sus padres los Reyes, hemos visto como doña Leonor vestía de una manera muy diferente a la que nos tenía acostumbrados hasta ahora.

princesa

La Princesa de Asturias, de negro

A muchos les sorprendió la elección de un vestido de corte midi y aires muy veraniegos en color negro en la visita que junto a los Reyes hizo al Parador de Mérida. No porque el vestido o el color no fueran oportunos, sino porque hasta ahora la joven heredera al trono siempre había apostado por los colores pastel.

Se dice que detrás de este cambio está el que la joven ha comenzado a mostrar su propia personalidad y ya no es su madre la encargada de elegir toda su ropa, aunque se deja aconsejar por ella y continúa muy atenta a todas sus indicaciones. Pero, al igual que sus primas, doña Leonor ha querido comenzar a vestir como otras chicas de su edad y dejar atrás la ropa excesivamente infantil y formal que la venía caracterizando hasta ahora.

Marcas y ropa pret a porter

Al igual que siempre ha hecho su madre, la Princesa de Asturias combina ropa y prendas de marca con otras pret a porter. Por ejemplo, podemos verla con zapatillas de Carolina Herrera o las Converse de plataformas que seducen a todas las jóvenes de su edad. Pero también con vestidos de Zara muy económicos.

Si bien es cierto que la Princesa no puede vestir como quiere porque tiene que ceñirse a un protocolo debido a su rango, está claro que está dispuesta a mostrar su propia personalidad y a tener un estilo propio que, por ahora, está comenzando a definirse.

Incluso hemos visto como doña Leonor apuesta ya por el maquillaje, aunque siempre muy discreto. La hemos visto con un toque de máscara de pestañas y de brillo de labios el cual, por cierto, le ha jugado la misma mala pasada que al resto de las mortales al hacer que se pegara su pelo en él en la entrega de los premios Princesa de Girona, la primera vez que apareció maquillada. Varias veces tuvo que retirar mechones rebeldes que se adherían al gloss durante la ceremonia.

Los próximos pasos de la Princesa de Asturias

Muchos se preguntan cuáles serán los próximos pasos de doña Leonor respecto a su look y muchos han comenzando ya a aconsejar diferentes cambios, como por ejemplo un corte de pelo más juvenil dejando atrás esa melena larga tan propia de la etapa infantil. No obstante, la forma en la que juega con su pelo creando ondas y rizos ayuda a que se vea de otra forma.

La Princesa de Asturias parece ir camino de ser un referente de la moda como su madre, aunque con su propia personalidad. Su hermana, doña Sofía, tampoco le va a la zaga y ya son muchos los que predicen una gran competición de estilo entre ambas hermanas.