El hidrogel es ya algo común en nuestro día a día pero puede resultar un problema para las personas con piel atópica. Estas personas pueden sufrir irritaciones en las manos de mayor o menor gravedad debido al uso de estos productos, especialmente cuando se están utilizando de forma continuada.

Aunque es un problema mucho más frecuente en los niños pequeños, muchos niños continúan sufriendo de piel atópica hasta la adolescencia e incluso hay quién continúa teniendo este problema ya en su vida adulta. Por eso, hay que conocer las alternativas de las que se dispone para poder desinfectar las manos correctamente respetando la piel.

Hidrogel con propiedades muy hidratantes

En la farmacia existe hidrogel especialmente pensado para personas con problemas de piel atópica o con alergias. Se trata de hidrogel muy hidratante y suave que ayuda a nutrir la piel y a cuidarla, evitando que puedan aparecer brotes debido a la acción continuada de los desinfectantes en la piel.

Para evitar tener que usar otro tipo de productos, las personas con piel atópica deben de llevar su propio bote de hidrogel que pueden comprar en tamaño bolsillo para tener siempre encima. Incluso puede ser buena idea adquirir un frasco más grande para dejar en la mesa de la oficina o en la taquilla del trabajo y así no olvidarse nunca del producto, pudiendo desinfectarse las manos con la frecuencia debida pero sin poner en riesgo el equilibrio de la piel.

Si el problema de piel atópica es muy severo, siempre se debe de consultar con el dermatólogo qué tipo de producto utilizar y en caso de que los geles estén totalmente desaconsejados, optar por los guantes o por sistemas alternativos que el médico pueda proponer.

hidrogel

Lleva encima tus propios jabones e hidrogeles

Además de llevar encima un hidrogel adecuado, la persona con piel atópica puede llevar también su propio jabón para el caso de que necesite lavarse las manos. Es frecuente que con el uso del hidrogel se forme una capa en las manos que haga que estas se sientan sucias e incómodas y aparezca la necesidad de lavarlas.

Además, las autoridades sanitarias recomiendan lavarse las manos con frecuencia, combinando el jabón y el hidrogel. Al llevar encima un jabón adecuado, podrán lavarse las manos en cualquier baño público, con cuidado de secarlas bien al acabar ya sea con un secador de aire o con una toalla de papel suave.

Usa guantes cuando vayas de compras

Los guantes de nitrilo son perfectos para las personas con piel atópica. No causan reacciones alérgicas y permiten que la persona pueda entrar en cualquier establecimiento y cumplir con las normas de ponerse gel. Además, al ser sus propios guantes, tendrá la seguridad de que no le van a dar ninguna reacción en la piel.

Con el hidrogel, los guantes se desinfectan como si fueran su propia piel y puede entrar a cualquier tienda y tocar lo que necesite sin ser un riesgo para nadie. Y sin tener riesgos para sí mismo ya que si se toca la cara tendrá los guantes correctamente desinfectados.

Aunque pueda llevar su propio hidrogel para el trabajo, cuando se van a visitar varios establecimientos o se va a entrar en un centro comercial se recomienda que las personas con piel atópica lleven guantes para poder cumplir con todas las normas en cada establecimiento, evitando así poner en un dilema a los encargados del mismo o incluso quedarse fuera por no usar los desinfectantes obligatorios.

Se recomienda llevar varios guantes y cambiarlos cada pocas horas, ya que se habrán tocado muchas cosas y aunque se desinfecten con hidrogel no es recomendable mantenerlos mucho tiempo. Al sacarlos, hay que hacerlos de forma correcta para no contaminarse las manos.