En los últimos meses se ha despertado un debate sobre las hamburguesas vegetales. Ha habido dos posturas claras:

-Los que defienden que hamburguesa es de toda la vida un preparado a base de carne, sea de cerdo o de ternera, que puede llevar o no vegetales en su composición.

-Los que defienden que dado que hay hamburguesas de cerdo, de pollo, de ternera, de mezcla… también puede haber hamburguesas vegetales 100% y que poco o nada tiene que ver el debate con otros, como el de la denominación de las bebidas vegetales.

En el fondo, hay intereses económicos. Los de las empresas cárnicas y los del sector vegano. Las cárnicas defienden que una hamburguesa solo puede ser la que tiene carne, al igual que una salchicha, filete o escalope.

hamburguesas

Pero el Parlamento Europeo no lo ha visto así y acaba de votar en contra de limitar estos términos a los productos elaborados con carne.

Podremos seguir comprando hamburguesas vegetales

Los consumidores podremos seguir comprando hamburguesas vegetales, así como salchichas veganas o escalopes vegetarianos denominados de esta manera. Por tanto, los fabricantes no tendrán que buscar formas alternativas para denominar a este tipo de productos.

La votación se ha sentido como un varapalo en el sector cárnico, que pensaba que tenía todas las de ganar tras la victoria del sector lácteo contra el vegano en la lucha por el uso del término “leche”. Como bien se saben, en la Comunidad Europea solo pueden etiquetarse como leche los productos que tienen procedencia animal: leche de vaca, leche de oveja o leche de cabra. Mientras que los productos de origen vegetal se denominarán como “bebida de”: bebida de avena, bebida de soja, bebida de arroz etc.

El etiquetado es fundamental

Para la mayoría de las asociaciones de consumidores, la polémica sobre el uso del término de hamburguesa, salchicha o filete no son lo importante. La clave está en un buen etiquetado que garantice que el consumidor tendrá una información completa sobre lo que está comprando y no habrá lugar a dudas.

Para eso, en el envase debe de figurar en letras grandes y claras que es un producto vegano o vegetariano. Esto no solo ayudará a los que realmente quieren adquirir este tipo de artículos, sino a que quienes quieren la hamburguesa o las salchichas tradicionales no se equivoquen a la hora de adquirirlas. De esta forma todo el mundo se llevará a casa exactamente aquello que desea comprar.

Guerras comerciales que poco importan al consumidor

La guerra entre el sector de ventas de productos veganos o vegetarianos y el cárnico lleva tiempo produciéndose pero no es algo que interese demasiado al consumidor medio que no ve cuál es el problema en que todos estos productos puedan convivir en el supermercado. Sobre todo porque en la mayoría de establecimientos no se juntan, sino que hay estanterías especialmente pensadas para la venta de productos veganos.

Muchos apuestan por productos intermedios, como las hamburguesas que también contienen vegetales y otros combinan todas las alternativas para disfrutar de diferentes sabores y tener más carta de alimentos en la que elegir.

Aquellos que apuestan por un estilo de vida vegetariano o vegano ven en las hamburguesas vegetales una alternativa a las de carne para poder disfrutar de platos parecidos a los del resto de personas cuando organizan una barbacoa o salen a tomar algo ya que incluso las grandes cadenas están empezando a apostar por alternativas veganas en sus cartas .

Es el caso de Burguer King, que ya ha sacado al mercado una hamburguesa vegetal y que ahora, gracias a la decisión del Parlamento Europeo, podrán seguir comercializando con el hombre de hamburguesa.