La gimnasia abdominal hipopresiva son un tipo de ejercicios que producen una hipopresión, como su propio nombre indica, dentro de la cavidad abdominal.

Normalmente la mayoría de personas tiende a tener la musculatura del suelo pélvico y la faja abdominal débiles y con flacidez. Esta debilidad puede ser la causante de lumbalgias, dolores en las relaciones sexuales, incontinencias urinarias, flacidez abdominal, barriga hinchada… es decir tanto problemas estéticos, como problemas de espalda o en el aparato genito-urinario de la mujer.

Así pues la gimnasia abdominal hipopresiva trata de mejorar la musculatura para impedirlo. Se trata de realizar diferentes movimientos y posturas que contraigan el músculo del diafragma en espiración. Así se pretende conseguir un efecto de succión de las vísceras realizando una presión negativa dentro de la cavidad pélvica y abdominal provocando una contracción refleja muscular. Este tipo de ejercicios aumentan el tono muscular del suelo pélvico y la faja abdominal logrando múltiples beneficios. En primer lugar la gimnasia abdominal hipopresiva ayuda a mejorar nuestro rendimiento deportivo.

Realizando estos ejercicios de forma constante, obtenemos mayor capacidad tanto diafragmática como pulmonar y torácica. De esta forma se consigue obtener un mayor rendimiento cardio-pulmonar que ayuda a rendir más durante los entrenamientos. Además, estos ejercicios mejoran la salud de la espalda, ya que la succión que se produce genera un efecto de tracción sobre los discos inter-vertebrales. Estas posturas combinadas con otros ejercicios pueden aliviar dolores de la espalda y tratar problemas de la columna vertebral. Para las mujeres que acaban de dar a luz y necesitan recuperar su musculatura de la zona  vaginal y de la faja abdominal con estos ejercicios conseguirán recuperar el tono que necesitan.

Así podrán volver a tener un vientre plano y evitar que la flacidez les produzca problemas de continencia urinaria.Solventar los problemas de incontinencia urinaria en mujeres, tanto si acaban de dar a luz como si no. Al lograr un mayor tono muscular la mujer podrá manejar su control urinario disminuyendo la posibilidad de pérdidas de orina y problemas derivados, como es el caso de las infecciones urinarias repetitivas. En el caso de los hombres y de las mujeres la gimnasia abdominal hipopresiva logra que mejoren la calidad de sus relaciones sexuales, ya que podrán trabajar mejor sus músculos genitales y controlar mejor el ritmo de sus relaciones.

Por último, esta gimnasia consigue grandes efectos estéticos eliminando el perímetro abdominal en poco tiempo. Fortaleciendo la faja abdominal se consigue un vientre plano, ejercitando no sólo el recto anterior del abdomen, sino también los transversos y los oblicuos del abdomen. Lo mejor es que estos ejercicios se realizan sin dañar a la espalda en ningún caso.