Cuando una mujer está embarazada, su cuerpo comienza a pasar por muchos cambios, tanto físicos como psicológicos. A todas las mujeres por igual, el área del vientre les aumenta y muchas madres, sobre todo las que engordan de más comienzan a tener muchos dolores de espalda por el peso  e incluso intensos dolores en la pelvis.

La faja no es muy recomendable para las mujeres primerizas, ya que las mujeres que tienen más hijos se benefician mucho más de ella que son las que suelen padecer más problemas de columna.

Beneficios de las fajas para embarazadas:

Las fajas postparto son recomendables porque alivian los dolores de espalda de muchas embarazadas, quitando las molestias lumbares. Para que la faja cumpla con su función, debe ser una faja para embarazadas, es decir, no puedes ponerte una faja para reducir el estómago cuando estás embarazada.

Las fajas para mujeres suelen darle mucha estabilidad a la columna y consiguen que en vez de que la embarazada se incline hacia delante, mantenga la espalda en su lugar.

Debes tener en cuenta que el uso no elimina por completo las molestias pero su las alivia mucho.

Algunas mujeres, cuando están embarazadas sienten muchos problemas al sentarse o levantarse por el dolor que sienten en la pelvis, la faja para embarazadas consigue disminuirlos.

El momento perfecto  para comenzar a usar fajas para mujeres es  entre 25 y 30 semanas ya que es cuando los dolores se hacen mucho más intensos.

 Qué recomendaciones para las fajas de deben tener

  • Antes de usar fajas por primera vez, debes tener presente que puede que no sea aconsejable, así que debes pedir información sobre cuál es el uso correcto de tal forma que no genere complicaciones.
  • Las fajas para embarazadas no son aptas para moldear la figura, por lo que no busques una en ese estilo, ya que el bebé necesita espacio para poder crecer.
  • Cada una de las fajas de embarazadas  representa una etapa del embarazo diferente, así que debes comprar la que sea más adecuada.
  • La piel es muy sensible y muchas veces por el calor hacen que la zona en la que está la faja pueda llegar a quemarse. Se debe tener mucho cuidado con este tema.