El esmalte craquelado es algo que se ha puesto muy de moda en los últimos años, sin embargo, este tipo de esmalte parece que llego al mercado  y nadie sabía muy bien cómo se usaba realmente. Esto no impidió que ganara una importante popularidad.

El esmalte craquelado es esa pintura de uñas que seguro has visto mucho que después de ponértela sobre tus uñas,  se comienza a romper por diferentes zonas. Sin embargo, todo tiene su ciencia y para que dicha pintura se comience a romper de la forma correcta, debes conseguir ponértela de la forma correcta,

Algo que debes saber sobre el esmalte craquelado es que se pone sobre una base de pintura ya  puesta con anterioridad.

Cómo aplicar un craquelado

El craquelado es una de las mejores formas de decorar tus uñas, pero debes saber muy bien como debes colocarlo. Para comenzar, debes ponerte dos manos de pintura en tus uñas de tu color favorito que evidentemente no sea el craquelado ni un color parecido.  Mientras más diferente sea el color que te pongas debajo, mucho más bonitas se verán las uñas.

Para  que quede perfecto, debes ponerte la primera capa por toda la uña y de forma homogénea, o al menos lo más homogénea posible.

Dejas que el esmalte se seque y después pasas una segunda capa.

Ahora debes esperar unos 10 minutos y entonces puedes pasar  la capa de craquelado.

En pocos segundos, podrás ver como el craquelado comienza a abrirse delante de tus ojos.

Para finalizar, coloca en tus uñas una capa de brillo para que quede perfectas. Esto le dará un aspecto brillante. Si cuentan con un brillo de secado rápido no lo uses con el craquelado para que termine de secarse y abrirse por completo.