Para conocer a fondo la energía geotérmica, ventajas y desventajas y poder formarnos una opinión al respecto, primero debemos de saber en qué consiste. Y es que es posible que nunca hayas escuchado hablar de esta fuente de energía alternativa ya que es una de las menos conocidas.

La energía geotérmica aprovecha el calor procedente del subsuelo. En ciertos lugares, existen grandes pozos de agua caliente que son aprovechados para generar electricidad, por ejemplo mediante el vapor.  Estos depósitos de agua caliente del subsuelo son los responsables de las termas de agua caliente que en muchos lugares se aprovechan para baños medicinales o de los famosos géiseres.

Y ahora que ya sabemos de qué estamos hablando, vamos al tema que realmente importa a todo el mundo, energía geotérmica ventajas y desventajas, ya que sabemos por experiencia que en muchas de estas fuentes alternativas de energía no es oro todo lo que reluce.

Ventajas de la energía geotérmica

Entre las ventajas de la energía geotérmica destaca su limpieza. La contaminación que produce es mínima y resulta muy respetuosa con el medio ambiente. Además, no genera ruidos, por lo que no causa contaminación acústica, algo que ocurre con otras fuentes alternativas limpias como la eólica.

Es una energía barata una vez que se han recuperado los costes del yacimiento, sobre todo porque no se juega con su precio a nivel internacional, como ocurre con otras fuentes de energía. Los precios pueden ser fijados incluso a nivel local y pueden variar según el yacimiento o el país. Por tanto, pueden instalarse exclusivamente en zonas en las que se sepa que puede salir muy económico.

Aunque los yacimientos son visibles, no hacen excesivo daño en la tierra y no es necesario talar grandes extensiones de árboles para poder llevarlos a cabo.

Desventajas de la energía geotérmica

Para que la energía geotérmica sea rentable hay que dar con un gran yacimiento térmico. Las excavaciones que se llevan a cabo para encontrarlos, así como los estudios para localizarlos son muy costosos y no siempre se alcanzan los resultados deseados. Por eso, en muchos lugares se ha dejado de buscar porque no hay empresas que estén dispuestas a asumir el riesgo.

Al perforar para encontrar estos yacimientos, a menudo se liberan gases tóxicos que puede haber en el subsuelo. Aunque la contaminación es mucho menor que  la que generan otro tipo de centrales eléctricas, hay que tenerla en cuenta.

También hay que tener en cuenta el impacto que estos yacimientos tienen sobre el paisaje, algo que puede tener una gran relevancia en zonas en las que el turismo es muy importante o donde haya lugares protegidos.

Es un tipo de energía cuyo transporte es muy difícil y costoso, por lo que resulta solo útil para la zona cercana a dónde se ha abierto el yacimiento.

Existen también los llamados yacimientos secos, pero no son muy populares ya que en algunas ocasiones los trabajos de explotación de esta energía han sido los causantes de problemas como desplazamientos de rocas o incluso pequeños seismos.