Que una mujer tenga su primer embarazo a partir de los 40 es algo cada vez más normal. Muchas mujeres tienen una carrera o un proyecto de vida y quieren completar una etapa antes de afrontar la maternidad de forma mucho más serena, haciendo una pausa en sus vidas.

Encontramos también a cada vez más mujeres que tras haber criado a sus hijos, que tuvieron muy jóvenes, deciden volver a ser madres tras los 40 bien con una nueva pareja bien con la misma, para poder disfrutar de la maternidad con una tranquilidad que no pudieron obtener en su primera experiencia.

Ya a nadie le llama la atención que una mujer tenga un embarazo a partir de los 40 y, además, nos encontramos con que hoy en día, una mujer de esa edad se cuida y está mucho más joven físicamente hablando de lo que podía suceder hace unas décadas.

Embarazo a partir de los 40: qué debo tener en cuenta antes

Lo primero que hay que tener en cuenta antes de planificar un embarazo a partir de los 40 es el estado de salud de la mujer. Si se tienen determinados problemas de salud, hay que saber que pueden empeorar con un embarazo, como es el caso de la diabetes. En estos casos, habría que plantearse cuánto riesgo se corre y escuchar el consejo médico antes de tratar de tener un bebé.

Embarazo a partir de los 40

Consultar con el médico y realizarse una revisión médica y ginecológica antes de intentar el embarazo puede evitar problemas y disgustos. Si los médicos dan el visto bueno, se pueden comenzar a tomar complementos alimenticios que ayuden a preparar el cuerpo para el embarazo.

También es importante evitar malos hábitos como el tabaco, el consumo de alcohol y el llevar una dieta saludable combinada con ejercicio. Estos consejos, válidos para mujeres de todas las edades, son más importantes cuando se cumplen años.

La parte positiva del embarazo a partir de los 40

Estas son las principales ventajas del embarazo a partir de los 40:

-Se afronta la maternidad con una mayor serenidad. Con esta edad, la mujer que es madre suele serlo de una forma muy responsable y goza de una estabilidad a nivel laboral y personal que muchas veces no es posible disfrutar con veinte años.

-Hormonalmente, es muy positivo para la madre. El aumento de hormonas hace que el cuerpo rejuvenezca, la piel se hidrata más y, en general, es como dar un paso hacia atrás en el proceso de envejecimiento hormonal.

-Fortalece los huesos. Contrariamente a lo que se pensaba hace unos años, ahora sabemos que el embarazo aumenta la densidad ósea de la madre, por lo que es muy positivo para la mujer en un momento en el que suele comenzar a hacer su aparición la osteoporosis.

La parte negativa del embarazo a partir de los 40

Y, como todo tiene su cara negativa, estas son las desventajas del embarazo a partir de los 40:

-El riesgo de malformaciones en el feto aumenta. Cuanto mayor es la madre más riesgo hay de malformaciones. También aumentan las posibilidades de síndrome de Down.

-Puede ser peligroso si existen patologías previas en la madre. Aunque el embarazo tiene aspectos positivos físicamente hablando, puede ser muy negativo si existen patologías previas y es importante que la madre sepa el riesgo que afronta.

-La diferencia generacional es grande. Por muy joven que la madre pueda sentirse, afrontará la etapa de la adolescencia de su hijo con una diferencia de edad elevada, lo que puede hacer más complicado el entendimiento.

El embarazo a partir de los 40 no tiene por que ser necesariamente negativo, pero si precisa de más control médico y de mayores precauciones.