La legionela es una de las bacterias que anda libre en el ambiente, y que además se encuentra en los hábitats acuáticos, como en los lagos, en los ríos, en las aguas termales, en los estanques, etc.

La legionelosis es nada más que el conjunto de enfermedades que tienden a presentarse como unas infecciones en los pulmones. Se presentan por medio de un tipo de neumonía con una fiebre bien alta y su tratamiento es de antibióticos. En algunos de los casos las personas que padecen de esto ni siquiera se pueden enterar ya que no es tan fuerte pero en otros casos suelen empeorarse.

Cuáles son los síntomas generales de esta enfermedad

Los síntomas de esta enfermedad suelen ser los de la neumonía, ya que suele aparecer en los pacientes tos, dificultades para poder respirar, fiebre. Con un test de orina se puede saber si  la persona que está enferma ha sido contagiada con legionela, o que la infección del organismo sea causa de la legionela.

¿Cómo se contagia la legionela?

Esta bacteria puede encontrarse en algunas torres de refrigeración, o en algunas otras donde haya aguas en temperatura templada donde estas puedan reproducirse sin ningún problema. Cuando estas bacterias se trasladan a unas gotas que son diminutas, estas pueden llegar a ser inhaladas y de ahí pueden llegar a los pulmones y comenzar una enfermedad, esta no puede contagiarse de una persona a otra.

Desde el lugar en donde esta bacteria se encuentra, puede llegar a  colonizar los sistemas de las ciudades donde se distribuya agua, y de esta manera puede llegar a algunas instalaciones de aerosoles, como las duchas, los condensadores, los spas, los jacuzzis, las torres de refrigeración, los humidificadores de hospitales, también en las instalaciones que se encuentren sucias como las aguas que se encuentren estancadas, lo cual ayuda a que esta bacteria se multiplique, y es donde en algunas ocasiones nos llegamos a preguntar cómo se contagia la legionela.

También nos llegamos a preguntar de cómo se contagia la legionela y por qué unos se pueden contagiar y otras personas no, y esto se debe a que hay personas mucho más propensas que otras para poder enfermarse. También esto depende de muchos factores como, la edad de la personas, y que si están padeciendo de enfermedades respiratorias, y también afecta si fuman. Hace algunos años atrás, en unos estudios realizados dicen que entre los afectados de los 61 años en un 34 por ciento de estos pacientes eran fumadores, y un 21,3 por ciento eran antecedentes de tener diabetes mellitus.

Para que las personas puedan prevenir la enfermedad de la legionelosis, realmente no se puede hacer nada, ya que esta enfermedad no se puede contagiar de una persona con otra, tampoco se contagia por alguna ingestión directa de alguna agua contaminada,  sino que por la inhalación. El mantenimiento de las instalaciones donde esta bacteria es muy importante, ya que pertenece a las personas responsables de mantener limpio cada lugar.