El recibidor es lo primero que cualquier persona ve cuando abrimos la puerta de casa, por lo que debe de ser indicativo de lo que hay en el interior. Es decir, debe de respetar el estilo de la vivienda y debe de ofrecer una buena imagen para que, cuando llega alguien a casa sienta que está entrando en un hogar cuidado y bonito.

Decorar el recibidor si es grande

En las viviendas actuales el recibidor suele ser un espacio más bien pequeño, ya que se tiende a aprovechar al máximo el espacio. Pero todavía quedan muchos pisos y casas con grandes recibidores. Este espacio se puede aprovechar decorándolo de diferentes maneras.

Para decorar el recibidor y que a la vez este sea útil podemos decorarlo con muebles que permitan que, al llegar a casa, podamos quitarnos las prendas de abrigo y el calzado. Esto, además, facilitará que el resto de la vivienda se mantenga mucho más limpia. En estos casos se puede optar por un mueble para colgar los abrigos que tenga además un banco para poder sentarse y descalzarse.

Un mueble de entrada con zapatero es perfecto bien para dejar todo el calzado o bien para poder guardar las zapatillas y llevar luego los zapatos al vestidor o ropero. No puede faltar tampoco un paragüero.

Si prefieres un estilo más majestuoso puedes apostar por un gran mueble de entrada con espejo al estilo clásico. Incluso, si hay espacio, por una pequeña butaca que más que ser útil para sentarse tenga un componente decorativo. No debemos de olvidar la decoración de las paredes por lo que además del espejo pueden colocarse apliques a los lados, que le darán a la entrada una mayor luminosidad.

Decorar el recibidor si es pequeño

Si tu recibidor es pequeño tendrás que jugar con el espacio para aprovecharlo al máximo. Puedes decorar el recibidor con un mueble consola suspendido. Este tipo de muebles dan una mayor sensación de espacio y quedan muy elegantes. Complétalo con un espejo que tenga una forma original y llamativa.

Los recibidores pequeños pueden tener también un estilo más informal y juvenil jugando, por ejemplo, con los vinilos. En lugar de un gran perchero de pie que ocupa mucho espacio puedes utilizar un perchero de vinilo pegado en la pared. Tan solo la parte del colgador será metálica y tendrá una función real.

No olvides que la luz y el color juegan un papel fundamental a la hora de percibir el espacio. Los muebles en blanco, lacados y con brillo quedarán perfectos en tu recibidor de pequeño tamaño. La pintura de la pared también debe de ser clara y luminosa y la luz blanca harán que todo se vea más grande de lo que en realidad es.

Las consolas rústicas para decorar el recibidor están de moda y quedan muy bonitas. Estas consolas están realizadas en madera con apariencia de no haber sido tratada en absoluto combinada con hierro para los pies. Una opción muy bonita y atractiva que puedes encontrar en todos los tamaños.