El Covid y la mascarilla asociada ha transformado nuestra realidad y nuestro día a día. Tras un curso escolar muy diferente a los demás, llega otro nuevo que también viene cargado de novedades y tocará convencer a los más pequeños para que se adapten a todos estos cambios. El principal, el uso continuado de la mascarilla durante las clases.

Muchos padres tienen serios problemas para convencer a sus hijos de que usen la mascarilla. Los niños se olvidan, se sienten incómodos con ella o la mueven mientras juegan y es realmente una odisea asegurarse de que la van a tener puesta durante todo el tiempo que estén en clase.

Para los profesores, puede ser misión imposible lograr que los niños mantengan la mascarilla puesta si no vienen previamente convencidos desde casa, por eso es muy importante que se vayan adaptando gradualmente a su uso cuanto antes mejor.

Aunque no es obligatoria para los más pequeños, cuanto antes acostumbremos a los niños a llevarla mejor les estaremos protegiendo y, para eso, hay algunos trucos que te ayudarán a convencer al niño de la importancia de ponerse la mascarilla y de mantenerla en su lugar.

Convencer con argumentos

Los niños no entienden palabras como pandemias ni saben de crisis sanitarias, pero sí pueden comprender lo que está pasando si alguien se lo explica de manera pausada y sin alarmismos. No se trata de meterles miedo, sino de que entiendan que la mascarilla es buena para ellos.

Empleando palabras que puedan entender para convencer del uso de la mascarilla y que esta no sea solo una obligación, el niño podrá darse cuenta de por qué debe de usarla y será más factible que la mantenga puesta.

Es importante evitar asustar al pequeño, ya que esto sería muy contraproducente y podría acabar teniendo miedo a salir a la calle o a jugar con otros niños. Por el contrario, se trata de explicar los riesgos de una forma tranquila y relajada, pero que deje claro lo importante que es para todo el mundo llevar puesta la protección y usar los geles hidroalcohólicos, así como mantener distancias de seguridad con los compañeros.

Mascarillas con dibujos infantiles

Si además de explicarles las cosas hacemos que le resulte más agradable llevar la mascarilla, estaremos ganando puntos y aumentaremos las posibilidades de que la mantengan puesta. Por eso, hay que escoger mascarillas que sean fáciles de colocar, que resulten de su talla y que se adapten bien a la nariz para que no se bajen.

convencer mascarilla

Además de todo esto, pueden elegirse mascarillas con dibujos infantiles que les resultarán más atractivas y que harán que les apetezca ponérsela como una parte más de su indumentaria. Elige siempre mascarillas homologadas. En tiendas y farmacias hay mascarillas muy atractivas para niños que, además, son de su tamaño, por lo que les quedarán perfectas.

Puedes usar también adaptadores para que las mascarillas no les lastimen en las orejas y cuerdecitas para poder colgarse la mascarilla mientras comen o beben sin que acabe tirada en cualquier lado o apoyada de cualquier forma.

Convencer con el ejemplo

Por supuesto, no vamos a convencer a los niños de la importancia de la mascarilla si luego ven que nosotros nos la quitamos a la mínima ocasión. Si ven que estamos en las terrazas sentados sin mascarilla incluso cuando no estamos consumiendo o que aprovechamos para fumar en cualquier espacio público y permanecer sin ella durante un buen rato.

Evidentemente, la mejor manera de convencer es con el ejemplo. Y premiando su buena actuación con recompensas tanto verbales como de otro modo. De esta forma, se sentirá mucho más incentivado y con más predisposición a hacerlo bien.