El verano es increíble: playa, mar y sol suenan como la combinación perfecta. Sin embargo, en esta época del año es importantísimo cuidar la piel. Para no perder la frescura, la hidratación y el brillo, sigue estos prácticos consejos que dejarán tu piel hermosa otra vez.

Cuidados relacionados con la limpieza

Siempre debes tener presente que un especialista es la persona indicada para brindarte toda clase de tratamientos para tu caso en particular. No hay una piel igual a otra y el conocimiento de un experto es lo que toda piel maltratada por el verano necesita. Existen excelentes dermatologos en Barcelona o en tu ciudad que pueden ayudarte. Si lo prefieres, puedes recurrir a tu mútua para concertar tu visita con un experto. Seguro que encuentras un dermatólogo de Adeslas o de tu mutua que te ayude a cuidar de tu piel o poner remedio a los trastornos que sufra tu piel.
Mientras tanto, aquí te dejamos algunos pasos que puedes seguir mientras esperas a tener tu consulta personalizada:

  • Geles: antes de poner cualquier sustancia sobre tu rostro, limpia tu piel todas las mañanas y noches con un gel o jabón especialmente diseñado para el cutis.
  • Tonificar y humectar: cuando limpias tu piel, los poros se abren y encapsulan más fácilmente la suciedad ambiental. Esta es la principal razón por la que aparecen los puntos negros. Por eso es necesario aplicar una loción astringente antes de humectar.
  • Exfoliación: esta limpieza profunda que puedes realizar con productos que venden en el mercado o con distintas preparaciones caseras es vigorizante y remueve la piel muerta que el verano te deja. No obstante, no deja de ser un procedimiento algo agresivo, por lo que no se debe llevar a cabo más de una vez a la semana.

Cómo devolverle a tu piel la frescura con las mascarillas

  • Frutillas: esta fruta es perfecta para quitar las manchas que el sol deja en tu piel. Primero limpia tu piel, pero no le apliques el tónico. Toma tres frutillas y pásalas por el míxer o por la licuadora. Esparce la mezcla sobre tu rostro y déjala actuar por 25 minutos. Remueve con una toallita y procede a colocar el astringente y a la hidratación habitual.
  • Pepinos: solo debes tomar medio pepino y procesarlo. Sobre el cutis limpio, pones la mezcla en tu rostro y la dejas actuar por 15 minutos. Remueves y procedes a terminar con la limpieza y humectación con la forma habitual y verás a tu piel tensa y humectada, tal como si el verano estuviera aún por comenzar.
  • Bananas y yogur: sobre la piel ya limpia, para que actúe mejor, coloca una mezcla hecha con media banana pisada, una cucharada de yogur natural y otra de miel. Deja actuar por 20 minutos y remueve. Ponte el tónico y el humectante de costumbre.

Recuerda acudir al dermatólogo, quien sabrá brindarte la solución para tu caso.