Las hortensias son unas flores de gran belleza y de multitud de colores. Alegran nuestros jardines y macetas durante todo el verano pero, ¿no sería fantástico poder conservar algunas de estas flores todo el año para decorar nuestra casa? Pues secar hortensias es realmente muy sencillo y si se siguen bien los pasos se mantienen preciosas durante muchos meses.

Lo primero que hay que hacer es escoger bien qué hortensias se van a secar. Hay que cogerlas cuando ya está acabando el verano y al caer la tarde. Es recomendable que se escojan flores que ya estén empezando a secarse de manera natural, ya que esto indicará que están en el mejor momento para ello.

Corta el tallo tan largo como sea posible y quítale todas las hojas que tenga, ya que estas se pudrirán y pueden hacer que se pudra también el tallo. Tras cortarlas, hay que llevarlas a un lugar seco y donde no de el sol para proceder a secarlas.

Colgarlas para su secado

La manera más sencilla de secar las hortensias es colgándolas boca abajo en un lugar en el que no les de el sol y donde no haya humedad. Se pueden colgar en una despensa o en un trastero. Hay que atarlas por el tallo y dejarlas separadas unas de otras.

Es importante que antes de colgarlas se revisen bien las flores, ya que es habitual que tengan arañas y otros insectos. Así, no solo evitamos que se deteriore la flor, sino que estos animalitos se conviertan en habitantes no deseados de la casa.

Normalmente, tres semanas son suficientes para que las hortensias se sequen totalmente y queden bonitas. Si se ha elegido bien la flor y el lugar para su secado, conservarán parte de sus colores, por lo que se verán muy bien.

Si no dispones de una habitación en la que poder colgar las hortensias puedes utilizar un pequeño baúl y piedras de sílice. Las piedras de sílice puedes comprarlas en las tiendas de animales ya que se utilizan como arena para gatos y son muy absorbentes.

Colocas las piedras de sílice en el fondo del baúl, que puede ser un contenedor plástico para la ropa, y déjalas durante un máximo de tres días.

Algunos trucos para las hortensias secas

Si la hortensia ha perdido mucho color o notas que le caen los pétalos, puedes rociarla con laca del pelo, la cual puede ser de color. Nos referimos a esos sprays que venden para pintar el cabello en carnavales, por ejemplo, y que pueden rociarse sobre la flor de manera cuidadosa y a distancia.

Se puede elegir el tono principal de la flor, por ejemplo el azul, para potenciarlo. Pero para las personas que tienen una mayor soltura, incluso se pueden utilizar dos colores de spray para aplicar a la vez y lograr así una terminación jaspeada más llamativa.

La laca hay que aplicarla una vez que la hortensia se haya secado y solo se utiliza este truco una vez. Pero ayuda a que se mantenga bonita durante todo el año.