El nombre médico de las boqueras es queilitis angular. Se caracterizan por heridas o pequeñas grietas justo en las comisuras de los labios. Además de ser estéticamente muy poco atractivas, las boqueras causan problemas a la hora de comer, pican y escuecen. Pueden aparecer por muchas causas, como un brote de fiebre, por alergia a un alimento o porque se tengan las defensas bajas.

Existen muchas cremas y remedios farmacéuticos para curar las boqueras, pero si eres de los que prefieren los remedios naturales, te ofrecemos algunas opciones que pueden ayudarte a sanar tus labios.

Remedios naturales para las boqueras

El jugo de aloe vera puro es muy adecuado para tratar las boqueras. Entre sus ventajas está que es muy humectante. Solo hay que aplicarlo directamente en la zona afectada y dejar que actúe durante al menos una hora. A continuación podemos lavarlos la zona con agua fresca.

También puedes actuar sobre las boqueras con bicarbonato. Sí, el mismo que tienes en casa y que suele estar presente en todos los botiquines. Solo tienes que coger una cucharadita de bicarbonato y añadir unas gotas de agua hasta crear una pasta espesa y consistente que puedas aplicar sobre las heridas. Deja que actúe una hora y lávate la zona. El bicarbonato es perfecto para combatir las bacterias y te ayudará a recuperarte muy pronto.

La miel es el mejor antibiótico natural que existe y por eso lo aplicamos cuando tenemos problemas de garganta. Pero también se puede usar directamente sobre las boqueras para calmarlas y hacer que se cierren las heridas además de evitar que se infecten. Pon la miel y deja que actúe mientras estás en casa. Antes de salir, lávate como siempre y aplica una poca de vaselina para que la zona esté húmeda y no se abran las heridas al hablar.

La vaselina es perfecta para aplicar durante el día, igual que las barras de manteca de cacao, ya que hacen que los labios estén siempre húmedos y bien hidratados, lo que evita que al abrir la boca la piel se cuartee y se creen nuevas heridas. Puedes aplicarla tanto como quieras pero no compartas tu barra ni tu frasco de vaselina con nadie para evitar los contagios.

Boqueras causadas por hongos

El hongo cándida ataca con frecuencia a la boca y puede causar boqueras. Para combatirlo el médico puede darnos un tratamiento específico. Si se sufren brotes repetitivos de hongos en la boca se pueden prevenir con tratamiento natural como el aceite de árbol de té, el cual se debe de aplicar en la zona cuando aparecen los primeros síntomas, es decir, cuando todavía no hay una infección por hongos importante.

No se debe de aplicar aceite esencial de manera directa porque puede irritar la piel. Por eso, la mejor forma de hacerlo es mezclando unas gotas de aceite en una cucharada de aceite de coco. El aceite de coco es muy hidratante, lo que también beneficiará a la curación de las boqueras.