La falda lápiz vuelve a estar de moda y por eso no viene mal repasar las normas para llevarla con estilo y logrando quedar bien en cualquier ocasión. Para empezar, vamos a hablar del largo de estas faldas. Una falda lápiz no es una minifalda, por eso siempre tiene que estar como mínimo por encima de la rodilla. A partir de ahí se aceptan también modelos por debajo de la rodilla y también por media pierna, siendo preferibles estos largos, que son los que marcan tendencia este año.

Aunque la falda lápiz siempre se llevó pegada al cuerpo, ahora se lleva un poco más suelta, es la tendencia para esta temporada y algo que agradecen las mujeres que no tienen una figura perfecta, es decir, la amplia mayoría, ya que pueden vestir este tipo de faldas sin tener que ponerse un body que les ayude a darle forma a sus curvas.

Para invierno, la falda lápiz se lleva con medias tupidas y en verano sin medias o con medias de verano según la ocasión. Para que resulten más cómodas muchos modelos vienen con una apertura por la parte delantera, la cual siente muy bien, facilita el movimiento y permite lucir, por ejemplo, unas bonitas botas altas en época de frío.

Se llevan mucho las faldas lápiz con botones, que pueden ir en la parte delantera de la falda o en un lateral. Es importante elegir bien la talla porque los botones no se deben de ver tirantes. Si se ven así, es que se ha escogido una talla demasiado pequeña.

¿Con qué combinamos las faldas lápiz?

En invierno la mejor combinación para una falda lápiz es el jersey de cuello vuelto. Este jersey siempre debe de ir por dentro de la falda, excepto si es muy grueso, en cuyo caso puede dejarse suelto pero tendrá que ser necesariamente corto, por la cintura.

En la primavera y el verano se combina con blusas y camisetas que irán por dentro, al menos en la zona delantera, aunque pueden caer por fuera en la parte de atrás. La clave está en el corte de la blusa, que permita jugar con esta doble colocación luciendo más larga por atrás que por delante. Aunque ya no son una tendencia fuerte como otros años, las blusas con peplum también se aceptan esta temporada.

La falda lápiz, si es lisa, puede combinarse con una parte de arriba lisa o estampada, pero si es estampada solo acepta la parte de arriba totalmente lisa. Una de las tendencias de este año es la falda lápiz ligeramente floja, larga y con tela vaquera para combinar con camisas o camisetas blancas durante el verano.

Para el invierno, el canalé está de moda. Es un tejido arriesgado para las más rellenitas, pero no si se lleva tal y como marca la moda, ligeramente flojo. Solo hay que elegir un estampado o un color que resulte favorecedor y una parte de arriba que combine perfectamente y disimule las zonas más problemáticas.