Los letreros vintage son carteles antiguos o inspirados en los modelos antiguos y que hoy están muy cotizados como elementos decorativos. Los más auténticos son los que son propios de la época y que se pueden encontrar en tiendas de segunda mano y en anuncios en Internet. Pero resultan bastante caros y a veces precisan de retauración, por lo que mucha gente recurre a los modelos actuales inspirados en esa época.

Gracias a la gran variedad de modelos que existen en el mercado se pueden encontrar carteles vintage para integrarlos en cualquier habitación de la casa y en cualquier tipo de decoración.

Letreros vintage para la cocina

Para la cocina resultan ideales los letreros vintage inspirados en cafeterías de los años cincuenta y realizados en lata. Pueden ser de marcas conocidas, como los de Coca-Cola o pueden ser anónimos. Anuncios de café, menús de hamburgueserías o propagandas de cerveza pueden quedar perfectos en la cocina.

Las pizarras estilo vintage también son muy solicitadas en esta estancia y tienen su lado útil, ya que se puede escribir en ellas tanto el menú del día, para dar un toque de humor, como la lista de cosas a comprar en la próxima visita al supermercado o algún recado para el resto de miembros de la familia.

Elige un letrero vintage que, por sus colores, se integre bien con el mobiliario de la cocina pero destacando y colócalo en una pared que esté libre con un tamaño adaptado al de la pared. Dependiendo del tamaño de la cocina y la distribución de los muebles pueden ponerse más de un letrero en diferentes lugares de la habitación.

Letreros vintage para la sala y el dormitorio

Para la sala de estar y el dormitorio nos encantan los letreros vintage realizados en madera pintada con aspecto envejecido. Estos letreros son muy cálidos y encajan muy bien en este tipo de habitaciones. Ahora mismo están de moda aquellos con frases y mensajes positivos escritos en español, en inglés o incluso en francés.

Para el dormitorio destacan especialmente aquellos con mensajes románticos o que estimulan para comenzar el día de una manera positiva y alegre. Aquellos con sentido del humor también son muy demandados tanto para la sala como para la habitación.

En salas de estar con decoraciones muy modernas podrían encajar algunos anuncios de bebidas, incluso letreros luminosos. También gustan este tipo de carteles en las habitaciones de los más jóvenes, que pueden optar por un neón para decorar su pared. Pero este tipo de carteles no son los más habituales, siendo los favoritos los que resultan más discretos.

Otros lugares para poner letreros vintage

Los carteles vintage se pueden poner también en otros lugares de la casa. Por ejemplo, en la entrada se pueden colocar carteles indicando direcciones, un detalle muy divertido que además se puede personalizar. Existen carteles que tienen nombres de calles famosas, pero se puede comprar el cartel sin pintar y poner nuestros propios textos.

Los carteles vintage también pueden servir para indicar que una puerta se corresponde con el cuarto de baño o con un armario, ayudando así a localizar este tipo de espacios.