Un buen montaje e instalación del aire acondicionado es un aspecto fundamental en el acondicionamiento y climatización del hogar. A través de las siguientes líneas, explicamos paso a paso cómo instalar este tipo de aparatos de forma óptima.

Cómo instalar un aparato de aire acondicionado

Una temperatura adecuada en el hogar contribuye en gran medida a mejorar el descanso y el bienestar familiar. A la hora de instalar un aparato de aire acondicionado se deben tener en cuenta diversos factores.

En primer lugar, debemos decidir la potencia (dependerá del espacio disponible y del número de personas que conviven en el hogar). También es necesario elegir la mejor ubicación para colocarlo, para así aprovechar al máximo todo su potencial y evitar que se pierda energía.

Por último, se ha de vigilar que no existan cables eléctricos o tuberías interiores que puedan dañarse durante el proceso de instalación.

matuska / Pixabay

Pasos a seguir en la instalación del aire acondicionado

Son los siguientes:

1. Verificar la preinstalación

En primer lugar, debemos comprobar el desagüe interior y las tuberías. Si alguna parte de estas tuberías está bollada (problema bastante común), debemos repararla cortando y soldando otro trozo en buenas condiciones.

2. Montaje de la chapa y la unidad interior

Para un correcto montaje de la chapa de la unidad interior, hemos de realizarle un orificio por el que conectaremos los cables y tuberías.

Para ello, primero se debe nivelar para marcar correctamente los puntos de fijación. Posteriormente se perforan los agujeros con el taladro (hay que utilizar una broca para hormigón de igual diámetro que los tacos y tirafondos del soporte).

3. Conexión de tuberías, cables y desagüe

Con el objetivo de sujetar y canalizar los tubos y cables eléctricos hacia el exterior, hemos de introducir un tubo de PVC de igual longitud que el grueso de la pared y el diámetro del agujero.

Tras ello, ya se podrán pasar el cable eléctrico, los tubos de refrigeración y los tubos de drenaje por el tubo de PVC.

4. Instalación de la unidad exterior

Este condensador exterior deberá colocarse en un lugar seguro, alejado del polvo y de zonas con altas temperaturas.

En primer lugar, se realiza una canaleta en la fachada para ocultar todos los cables y tuberías. Necesitaremos realizar también unas prolongaciones que permitan conectar los tubos con la unidad exterior. Para ello, ensanchamos los extremos de los tubos de cobre mediante un abocardador.

Tras realizar las conexiones hay que realizar un completo y exhaustivo vacío que descarte la presencia de fugas y permita la fluida circulación del líquido refrigerante.

5. Comprobación de la instalación

Después de sellar el tubo de plástico con espuma de poliuretano para evitar posibles filtraciones, debemos finalmente comprobar que toda la instalación funcione correctamente.

Es aconsejable probar el desagüe interior echándole agua para verificar su correcto funcionamiento (un fallo aquí podría acarrear consecuencias muy negativas).

En esta entrada, te hemos ofrecido una completa guía sobre el montaje de aparatos de aire acondicionado. Para finalizar, destacamos la importancia de adoptar todas las medidas de seguridad necesarias y trabajar con materiales de calidad contrastada.