En muchas ocasiones no disponemos de cuartos de baño amplios y espaciosos, y esto puede resultarnos incómodo y difícil de decorar para que resulten atractivos a la vista. Pero sin necesidad de realizar una remodelación total, que resultaría muy costoso, podemos poner en práctica una serie de pequeños trucos que darán una sensación de mayor amplitud a nuestro baño.

La elección del color

El primer punto a tener en cuenta es que siempre hemos de elegir para la decoración del baño colores claros en las paredes y el suelo, como por ejemplo gris o azul, que son los que se utilizan más comúnmente. En el caso de que deseemos decorar las paredes con papel pintado, hemos de tener en cuenta que es preferible evitar siempre estampados muy grandes, eligiendo preferentemente patrones finos y pequeños.

Accesorios

En cuanto a los accesorios de baño, se han de intentar colocar siempre sobre superficies lisas, como cerámica o mármol, y con colores neutros y no muy oscuros, que aportarán armonía y amplitud al cuarto de baño. Y además, siempre es preferible elegir una iluminación tenue y suave para el baño.

En último lugar, para aumentar el espacio utilizable en el cuarto de baño, sería conveniente sustituir los muebles grandes por otros más pequeños, como por ejemplo sustituir lavabos muy grandes y con un gran banco por un lavabo de pie más pequeño, y que además se encuentran disponibles en todos los diseños y tamaño, lo que les permite adaptarse a cualquier cuarto de baño, pudiendo aumentarse de esta forma hasta un 10% del espacio de la estancia.