Para las mamás que tienen niños en la escuela los piojos son una pequeña pesadilla que se repite año tras año. Cada cierto tiempo, llega un aviso del cole avisando de que se ha detectado algún caso de piojos y que hay que comprobar si el niño o la niña puede haber sido contagiado.

El primer paso es examinar bien la cabeza para buscar no solo piojos, sino también las posibles liendres. Si no hay rastro de ellos puedes comprar una loción preventiva para evitar que pueda ser contagiado. En cualquier caso, tendrás que revisar periódicamente el cabello. Pero, si aparecen las características liendres, se ha producido un contagio y hay que actuar cuánto antes.

¿Cómo combatir los piojos sin estropear el pelo del niño y de forma efectiva? Ahora, conseguirlo es mucho más fácil gracias a los nuevos productos que hay en el mercado y que son totalmente respetuosos con la piel y el pelo.

El primer paso para combatir los piojos: el lavado

Si tu hijo tiene piojos el primer paso es comprar un buen champú antipiojos en la farmacia. Olvídate de métodos caseros como el vinagre y adquiere un producto de calidad que sea respetuoso con el cabello y la piel del niño.

Lava bien a fondo el pelo tratando de eliminar en lo posible las liendres. Puedes usar una liendrera con el cabello húmedo para ayudarte a despegar los huevos que se agarran con fuerza al cabello. Recuerda que la toalla que uses para secar la cabeza debes de lavarla a máxima temperatura.

Segundo paso para combatir los piojos: la liendrera

La liendrera es un peine de púas finas y muy juntas que resulta muy efectivo para arrastrar las liendres y despegarlas del cabello. Es muy importante que no quede ninguna en el pelo, lo que puede ser una tarea bastante costosa si se trata de un niño con el pelo muy largo o muy abundante.

Es preferible hacerlo en el cuarto de baño para evitar que puedan caer liendres en la cama o en el sofá. Así, una vez que se acabe, se limpia con un producto desinfectante y todo quedará perfecto. Repasa varias veces el cabello y asegúrate de que queda limpio.

Las diferentes marcas de champú tienen instrucciones de uso diversas. La mayoría recomiendan un segundo lavado a los pocos días por si han quedado liendres ocultas. En cualquier caso, es recomendable que el niño use una loción para prevenir contagios durante el tiempo que siga habiendo casos de piojos en el cole.

Repasa el cabello de toda la familia

Los piojos saltan muy fácilmente de unas cabezas a otras, por lo que si tu hijo tiene piojos podrían tenerlos sus hermanos o los padres. Así pues, es importante que todos revisen bien el cabello para asegurarse de que no han sido contagiados.

La ropa de cama del niño, incluida la almohada, debe de ser lavada a la máxima temperatura posible para eliminar cualquier liendre que pueda haber en ella.