Muchas personas tienen problemas a la hora de ir al baño y hay que buscar a los culpables en la dieta y en la falta de ejercicio. Aunque hoy vamos a hablar sobre la dieta hay que señalar que de poco valdrá evitar los alimentos astringentes si no se hace ejercicio, ya que el sedentarismo hará que el intestino se vuelva perezoso y nos cueste más ir al baño.

En general, las frutas y verduras, las carnes magras y los pescados cocinados de manera saludable son los aliados perfectos para una digestión sana y un funcionamiento óptimo del intestino. Pero vamos a ver qué alimentos hay que evitar de manera específica si se sufre este problema.

Los alimentos ricos en grasa

Los alimentos ricos en grasa pueden hacer que la digestión sea mucho más lenta, lo que va a influir negativamente en el proceso de evacuación. Si además hablamos de alimentos como la leche, que pueden causar gases y problemas digestivos, añadimos a la digestión lenta la hinchazón y la pesadez, por lo que va a ser mucho más incómodo todo el proceso.

Es cierto que un cierto porcentaje de grasa ayuda a que el intestino se lubrique y todo funcione mejor, pero siempre debe de ser un porcentaje reducido pues cuando nos excedemos se produce el efecto contrario.

Dentro de los alimentos ricos en grasa que pueden hacer que el proceso digestivo sea más lento se incluyen los huevos en exceso, los cortes de carne muy grasos, los fritos o los productos de bollería industrial. Estos últimos, además, son ricos en levaduras que hacen que puedan producirse meteorismos o hinchazón abdominal.

Otros alimentos que estriñen

Aunque siempre se recomienda el consumo de fruta para poder ir al baño, no todas las frutas causan este efecto. Por ejemplo, el plátano estriñe, sobre todo si se consume verde ya que contiene muchos almidones. Los causantes de que sea astringente son los taninos que contiene y que hacen que la digestión sea más lenta.

La manzana es un gran regulador del intestino pero, no obstante, una vez que se oxida aparecen los taninos que la convierten en astringente. Por eso debe de evitar tomarse pelada, rallada o en compota y sí debe de consumirse con su pela o pelada justo en el momento de tomarla. También es importante la manera en que se consume cuando hablamos de la zanahoria, ya que cruda es perfecta para combatir el estreñimiento mientras que cocida es astringente.

El pan blanco y el arroz blanco también son malos para el tránsito intestinal ya que tienen una gran cantidad de almidones. Si te gustan y no quieres prescindir de estos alimentos pásate a sus versiones integrales, que te ayudarán a regular tu intestino ya que aportarán una buena cantidad de fibra.

Aunque la fibra es muy buena para el tránsito intestinal, si se consume en exceso puede hacer que se tengan muchos gases e hinchazón, por lo que hay que medir la cantidad diaria de productos integrales y ricos en fibra para evitar este efecto contrario.