Aunque no lo creas, la mayoría de los accidentes domésticos con finales graves se generan en la cocina.

Uno de los más comunes son las quemaduras seguidos de las caídas.  En tercer lugar están los cortes. Las personas a las cuáles más le afectan este tipo de peligros en la cocina, son los  niños y las personas mayores y para que no pasen estas cosas en tu hogar o puedas evitarlas lo máximo posible, te vamos a dar una serie de consejos.

Un médico de urgencias, acaba de sacar su libro que hablar sobre las 101 maneras de no acabar en urgencias y menos por estás cosas, ya que según su experiencia, se producen más de 4 millones de accidentes domésticos, de los cuales 20.000 son mortales.

En España, la cifra es del 1.4 millones de accidentes domésticos cada año.

Cortes y quemaduras

Cómo te hemos dicho antes,  el primer lugar en el cual se hacen más accidentes es la cocina, porque es un lugar que cuenta con muchas cosas cortantes, así como fuego. Para evitar que los niños puedan tener este tipo de problemas en la cocina, debes evitar los mangos de las sartenes  por  la zona exterior de la cocina para que el niño no se lo pueda tirar encima o al pasar lo tire al suelo.

De igual forma, debes alejar de ellos todo lo relacionado con detergentes  y nunca dejar cuchillos  afilados a su alcance.

Intoxicaciones alimentarias

Cuando hablamos de intoxicación por latas de conservas, puede que esto te sorprenda un poco, ya que las latas de conserva pueden estar largos periodos de tiempo sin apenas estropearse, pero en realidad,   tienen muchos conservantes que hacen que se vea de una forma apetitosa, sin embargo, esto no quiere decir que no sean una fuente de intoxicación.

Para saber cuándo una lata de conservas está en mal estado, debes prestar especial atención al momento en el cual la abres. Si al abrirla escuchas un ruido como el que hace una botella de refresco cuando la abres, eso quiere decir que tiene gases en su interior y que ya comenzó la descomposición.