El verano es la mejor estación del año para practicar algo de deporte o caminar una hora cuando el sol ya no calienta, de esta manera se adquieren estados de hábito saludables que consiguen aumentar la esperanza de vida y reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares hasta un 11%.

Sólo son necesarios 30 minutos para percibir los beneficios del deporte en nuestra salud y así prevenir enfermedades como la diabetes o la obesidad. El deporte quema tu energía lo cual ayuda a que las noches sean más placenteras y se consiga conciliar más rápidamente el sueño, esto lo notarás al día siguiente cuando te sienta mejor al levantarte y como nuevo. Estas son las conclusiones de un estudio elaborado por la Universidad Estatal de Oregón en EEUU.

 

30 minutos de ejercicio al día

La Federación Mundial del Corazón apoya a este estudio que se publicó en 2013 y afirma que caminar a paso rápido todos los días con una media de 30 minutos aumenta la esperanza de vida y reduce el riesgo cardiovascular. Además, no importa la edad que tengas ya que mantenerse activo es siempre beneficioso, tanto es su importancia que la Organización Mundial de la Salud está promoviendo una campaña que incita a la gente a practicar algún tipo de deporte, montar en bicicleta o caminar.

Aunque igual que se aconseja hacer deporte también se desaconseja empezar de golpe, es decir, lo mejor es ir subiendo las intensidades progresivamente y empezar con menos tiempo de duración para ir ampliándolo después de manera que el cuerpo cree una resistencia. Lo mejor es empezar con 15 minutos andando en marcha e ir ampliando poco a poco, esto va ligado a la edad y al estado físico de cada uno.