Recetas de tartas ligeras: tarta de manzana

Entre las recetas de tartas ligeras no podía faltar la tarta de manzana, pero en una versión tan suave y ligera que te va a sorprender. Además, se hace en microondas.

Ingredientes:

3 manzanas golden peladas y cortadas en rodajas

3 huevos

50 gramos de mantequilla

250 ml de leche

5 cucharadas soperas de Maizena

150 gramos de azúcar

1 sobre de levadura

3 cucharadas de mermelada de melocotón o albaricoque

Caramelo líquido

En un vaso alto mezclamos la Maizena, la leche, el azúcar y la levadura. Podemos usar una batidora para hacerlo más rápido. Añadimos la mantequilla previamente repetida y batimos de nuevo. Se vierte la masa en un molde previamente caramelizado y se añaden las rodajas de manzana. Se cocina a 800 watios durante cinco minutos, se dejar reposar otros cinco minutos dentro del microondas y de nuevo se cuece otros cuatro minutos. Pinchamos la tarta para comprobar que está bien hecha. Si no está se vuelve a cocer de treinta en treinta segundos comprobando si está lista.

Se quita del microondas y se pincela la tarta con la mermelada, gratinándola durante un minuto para que quede con un bonito color. Se deja enfriar, se desmolda y ya está lista para saborearla.

Recetas de tartas ligeras: Bizcocho de zanahoria versión ligero

Este sabroso bizcocho es todo un clásico y ahora se convierte en una de las mejores recetas de tartas ligeras gracias a su versión baja en calorías.

2 zanahorias grandes ralladas o 4 si son pequeñas, en el zumo de una naranja

1 huevo entero y tres claras a mayores

120 gramos de harina de avena

80 gramos de queso de untar 0%

50 ml de leche desnatada

1 puñado de nueces picadas

1 sobre de levadura

Al gusto: jengibre, canela, esencia de vainilla y edulcorante

En un recipiente batimos el huevo, la leche, la canela y el jengibre. Añadimos las zanahorias ralladas con la naranja, la vainilla y la harina y revolvemos bien. En un recipiente a parte batimos las claras hasta ponerlas a punto de nieve y las añadimos con movimientos envolventes. Los más golosos pueden añadir un poco de edulcorante.

recetas

Ponemos la mezcla en un recipiente engrasado para el horno y lo cocemos en el horno previamente caliente, a 180 grados durante al menos 40 minutos. Pasado este tiempo pinchamos para ver si está bien hecho. Cuando esté listo se saca y se deja enfriar. Se presenta untado en el queso y se adorna con las nueces.

Recetas de tartas ligeras: tarta de queso baja en calorías

Las recetas de tartas de queso siempre son un éxito, pero todo el mundo sabe que pueden ser muy calóricas. Por eso vamos a dar una receta más ligera pero igualmente deliciosa.

200 gramos de queso de untar 0%

200 gramos de nata de montar ligera

5 hojas de gelatina (4 si te gusta más bien blanda)

Un poco de mermelada sin azúcar

Edulcorante al gusto

Para la base, unas galletas dietéticas y un poco de mantequilla baja en calorías.

Es una de las recetas de tartas ligeras más fáciles de hacer. El primer paso es poner la gelatina a hidratar. Para la base, se pulverizan las galletas en la batidora y se mezclan con la mantequilla caliente (una cucharada aproximadamente). Se coloca la mezcla en la base de un molde para bizcocho redondo, apretando para que quede consistente.

Hecho esto, en un vaso para batidora se echan todos los ingredientes menos la mermelada y la gelatina y se bate. La gelatina se pone en un cazo con un poquito de agua y se revuelve hasta que se disuelve totalmente, añadiéndola a la mezcla. Tras batir de nuevo, se vierte la mezcla en el molde sobre la capa de galleta y se deja enfriar varias horas. Mejor si es de un día para otro. Ya fría se añade por encima la mermelada al gusto (fresa, mora, frutos del bosque…) y se desmolda con cuidado. Ya está lista para disfrutarse.