No todos los trabajos de oficina son iguales ni requieren la misma forma de vestir. Por eso vamos a hacer tres sugerencias de outfits de oficina para invierno, el primero un clásico de toda la vida renovado ligeramente; el segundo, una original apuesta para cuando hay que acudir a trabajar muy elegante y el tercero, perfecto para los ambientes de trabajo más informales.

Jersey de cuello vuelto abierto en la espalda y con pantalón de pinzas

Vamos a comenzar con un outfit que es perfecto para oficinas en las que hay que vestir con cierto cuidado pero no se exige etiqueta o una imagen impecable basada en prendas de diseño. El jersey de cuello vuelto es un clásico de cualquier invierno, pero si nos decidimos por uno abierto por la espalda estaremos dándole ese toque moderno y actual que se busca.

Para tener la mejor imagen usa un body para llevar por debajo, que puede ser liso o tener alguna terminación en encaje. El pantalón de pinzas de tela le dará ese toque formal propio de un outfit de oficina clásico. Puedes combinarlo con zapatos y un bonito cinturón que se vea bien por la parte abierta de la espalda.

Kimono con pantalón pitillo

P&Roses es una tienda online de ropa diseñada por ellos mismos que ha renovado el kimono, presentando ahora prendas de vestir mucho más cómodas y actuales pero sin perder ni un ápice de elegancia. Si tu trabajo requiere que vayas a la oficina cómoda pero muy bien vestida, un kimono de esta firma a modo de blusa y un pantalón pitillo puede ser una combinación perfecta para cualquier reunión de negocios o para atender al público en un local de cierto nivel.

Los elegantes kimonos diseñados por las dueñas de la firma le darán un toque muy original a tu outfit y te servirán también para cualquier cena elegante a la que tengas que acudir o para cualquier otro evento social.

Vestido camisero de franela con panties térmicos

Para quienes quieren los looks más informales para ir a la oficina ofrecemos esta alternativa que seguro que va a gustar sobre todo a los más jóvenes. Los cuadros escoceses están de moda y una de las formas más cálidas de llevarlos es con un vestido camisero de franela. La tela de franela es suave y muy cálida y este tipo de vestidos son perfectos para un look informal de diario.

Se pueden combinar con botas o con zapatos pero como mejor quedan es con botines o con zapatillas deportivas. Los panties térmicos ayudan a no pasar frío a quienes creen que las faldas no están pensadas para el invierno, pero para las menos frioleras pueden sustituirse por unas medias opacas sin más.

Puede completarse el conjunto con un pañuelo al cuello que permita desabrochar al menos un par de botones para que el conjunto sea mucho más bonito, pero sin coger frío. Para la calle, este tipo de vestidos combinan tanto con abrigos como con chaquetones.