Las recetas con castañas son típicas del otoño. Las castañas pueden formar parte de todo tipo de platos, dulces y salados y por eso hemos buscado un ejemplo de cada tipo para nuestra lista.

Recetas con castañas: Risotto de setas y castañas

2 tazas de arroz

10 castañas

1 cucharadita de sake

1/4 copa de vino blanco

Verduras al gusto muy picadas

Setas al gusto (la cantidad dependerá del tipo de seta y su tamaño)

Sal

Es una de las recetas con castañas más sencilla de hacer. Se pelan las castañas y se dejan hervir en agua (aproximadamente siete tazas o la cantidad indicada para el arroz que se va a cocer) durante unos minutos para que queden escaldadas, sin acabar de cocer. Se retiran las castañas y se trocean, se añaden de nuevo al agua y se incorpora el arroz, el vino blanco y las setas limpias y cortadas así como las verduras. Se tapa y se deja cocinar hasta que el arroz esté listo. Hay que probarlo porque el tiempo depende mucho del tipo y marca de arroz. Cuando el arroz esté al gusto, se saca del fuego y se sirve.

Recetas con castañas: Flan de castañas

Entre las recetas con castañas destaca este delicioso y apetitoso flan, pero con el gusto de las castañas. Un postre tradicional de Galicia que gusta a todo el mundo.

recetas con castañas

Ingredientes:

750 ml. de leche entera

250 gramos de castañas previamente cocidas

5 huevos

200 gramos de azúcar

Para el caramelo:

5 cucharadas de azúcar

3 cucharadas de agua

Un poco de limón exprimido

El caramelo puede comprarse ya hecho, porque no le va a quitar ningún mérito al flan y para muchas personas resulta complicado cogerle el punto para que quede con la textura perfecta. El truco está en calentar previamente un cazo hasta que coja una buena temperatura y echar luego el agua y el azúcar sin remover y sin tocar hasta que el agua comienza a coger color.

En ese momento se retira del fuego y se va revolviendo muy suavemente para que adquiera la textura del caramelo, añadiendo unas gotas de zumo de limón justo al final. Haciéndolo así no se quema y siempre queda bien, pero hay que sacarlo en el momento justo, ni mucho antes ya que no se hará el caramelo, ni esperar demasiado o se quemará.

Las castañas cocidas no deben de tener anís ni otros condimentos como figuran en muchas recetas con castañas para cocer. Tan solo se les da un corte a las castañas y se meten directamente en el agua hirviendo. Cinco minutos es suficiente para que se escalden y, cuando enfríen, se pelan.

Ya peladas, las castañas se cuecen en la leche con el azúcar. Una vez que están muy blandas, se pasan por la batidora hasta conseguir una mezcla lo más homogénea posible. Mientras la mezcla va enfriando un poco, se coloca una bandeja honda en el horno con agua. El tamaño de la bandeja debe de ser lo suficientemente grande para contener el molde o moldes de los flanes a baño maría.

Se baten unos huevos y se incorporan a la mezcla de leche con castañas. Se vuelve a batir y se prueba para comprobar el grado de dulzor ya que es el momento de corregirlo si no está al gusto. Se vierte la mezcla en un molde grande o en varios pequeños previamente caramelizados y se tapan con papel de plata.

Se colocan en la bandeja con el agua y se dejan cocer a 180 grados durante aproximadamente 45 minutos. Para ver si el flan está listo, se pincha con un palillo y este debe de salir limpio. Si no es así, se deja unos minutos más.

Una vez listos los flanes, se sacan del horno y se dejan enfriar por completo antes de desmoldar y estarán listos para ser consumidos.

Estas son las recetas con castañas más deliciosas y originales para este otoño. Prueba a realizarlas y verás como sorprendes a tu familia o a tus invitados.