Ir cómoda con un zapato de tacón parece imposible, pero eso es porque no se elige el zapato adecuado. En el mercado hay una amplia variedad de zapatos de tacón cómodos donde elegir, seguramente no sean los más bonitos, pero te permitirán bailar toda la noche sin que tengas que desmejorar tu look con una sandalia plana a media noche.

Para que un zapato de tacón sea cómodo tiene que cumplir con una serie de requisitos. En primer lugar debe de tener una buena sujeción tanto por el empeine o la punta del pie, como por la pierna. Esto evitará que el pie se nos doble causándonos una torcedura en el pie.

Otra de las cosas a tener en cuenta es la anchura de la punta. Los pies al estar mucho rato sobre los tacones se hinchan, por lo que es preferible que la punta del zapato tenga amplitud y que los dedos se puedan mover con comodidad.

Por último y no menos importante, recomendamos que elijáis un zapato con algo de plataforma, para que el desnivel desde vuestro talón hasta la punta del pie no sea tan exagerado. Así la pierna lucirá igual de bonita y el pie tendrá un mayor descanso.

Las cuñas son unos zapatos de tacón muy cómodos, sobre todo muy estéticos para la época estival porque mezclan diferentes tejidos (vaquero, piel, tela, plástico, tela aterciopelada…) con cuñas de materiales como la madera o el esparto. Así que puedes elegir entre una amplia variedad para cada tipo de ocasión.

Sin embargo, para el invierno recomendamos un zapato de tacón con plataforma en la punta. Hay algunos fabricantes que cubren el tacón y la plataforma con el mismo material y otros que dejan la plataforma con metal u otros materiales diferentes. Nuestro consejo es que cumpla los requisitos que hemos citado antes para que vayáis cómodas todo el día.

Búsquedas relacionadas:

Autor: Laura. Soy una blogger amante de la moda, me gusta cuidarme y llevar una vida sana. Comparto mis gustos y aficiones así como temas interesantes.