Divorcio

¿Me volveré a enamorar de nuevo después de vivir esta pesadilla llamada divorcio? Esta es, posiblemente la pregunta que todas las personas se hacen después de un tiempo de soltería posterior a ese evento traumatizante de la separación. La respuesta a las mismas no es algo fácil porque dependen de una multitud de factores personales, pero para fines prácticos y no interiorizar tanto, la respuesta es: si, absolutamente volverá a enamorarse.

Volverse a enamorar después de un divorcio

El tiempo, la ocasión, la persona o las circunstancias se darán de acuerdo a cada quien, así que tampoco hemos de detenernos en ello, pero en donde se centra este artículo es en lo que usted debe de tener presente con respecto al aprendizaje que le ha significado la experiencia de una anterior relación fallida para empezar una nueva relación. Porque si, usted tiene una obligación de aprender acerca de si mismo de esta experiencia.

Lo primero que debe reconocer es que para enamorarse de nuevo, no basta que usted esté dispuesto al enamoramiento o como dice Francesco Alberoni en su libro Enamoramiento y Amor: “En efecto, la tentativa de enamoramiento falla casi siempre. Aun cuando uno se enamora, muy a menudo no es correspondido o no es correspondido con la misma intensidad o del mismo modo”. Esta es la causa por la que una receta perfecta para el fracaso en el intento de una nueva relación es la de obligarse a buscar el enamoramiento sin haberse dado tiempo previo para usted mismo.

Desde luego la idea siempre es tentadora después de la separación, pero es una idea que debe obligarse a mantener a raya. Recuerde que el dicho de “un clavo saca a otro clavo” no es cierto y que tarde o temprano, le pasara factura. En realidad para que un clavo se afiance de manera sólida debe ser capaz de encontrar un lugar nuevo en donde insertarse y, ciertamente, el lugar no es el indicado si ese espacio aun está ocupado por otro clavo.

Cada quien entonces debe vivir su proceso de manera personal. Pero hay un elemento que retrasa el crecimiento y el aprendizaje así como evita un desarrollo emocional firme en vista de la recuperación y una nueva relación, es aquí en donde debe estar atento. Este proceso se llama adicción al amor romántico

Adicción al amor romántico: vivir en el enamoramiento.

También llamado coloquialmente enamoraholic, es un término usado por el doctor Walter Riso en su libro Ama y no sufras. Se refiere a un proceso emocional que hace que las personas no sean capaces de prescindir de la emoción que genera el enamoramiento. Es decir que crean que el amor solo consiste en sentir mariposas en el estómago cuando el objeto de adoración esta con ellas. Como resultado, se crea en la mente una constante necesidad de estar enamorado y dejar de ver los defectos de la otra persona.

Al principio resulta maravilloso pero cuando este proceso pasa, se sienten incapaces de tolerar los cambios ocurridos en la relación. Es decir, se desencantan de ya no tener lo que poseían al principio y no se esmeran por disfrutar lo bueno de las siguientes etapas que conducen al amor y al compañerismo. En otros casos aun peor, por tratar de hacerse a la idea de que el amor debe mantenerlos siempre “en el aire”, llegan al punto de tratar de cambiar al compañero, volviéndose intolerantes o cambiar ellos mismos su esencia, despersonalizándose. La consecuencia de esto es más que evidente: sufrimiento en lugar de disfrute.

Es algo muy común que se da después de un divorcio, esta necesidad de hallar a alguien para vivir en la sensación de goce que provee alguien ajeno a uno mismo y, de paso, aliviar la angustia de estar solo. Por tanto, no se busca un compañero, sino alguien que se haga cargo de despertar esta sensación que, dicho sea de paso, es efímera. Las personas suelen pensar que mientras más salgan o más gente conozca hay más posibilidades de que este enamoramiento se concrete, pero esta creencia es errónea, ya que en la mayoría de los casos hace más vulnerable a la persona y aumenta el riesgo de equivocarse de pareja. Además, el enamoramiento pasa cuando menos se espera.

¿Qué hacer para evitar sufrir de nuevo?

Debe usted a aprender a detectar si ha caído o está en esta dinámica, ya que es importante su reconocimiento para lograr evitar mayores desdichas. ¿Cuántas veces ha escuchado a alguien decir: no sé qué pasa que siempre me equivoco al elegir? La respuesta está en que se han puesto en la adicción al amor romántico. Esta es la razón por la que se recomienda después de un divorcio, darse un tiempo prudente para estar con uno mismo y reconocer que ha pasado anteriormente, en vez de lanzarse desaforadamente a nuevas conquistas.

La mejor receta para no equivocarse en su siguiente relación es estar bien consigo mismo y eso requiere un tiempo a solas. Difícil pero no imposible. Como dice Rabindranath Tagore: “el amor es como las mariposas, si tratas de alcanzarlas desesperadamente, se alejan, pero si te quedas quieto se posan sobre ti“. Reflexione sobre esto, haga la prueba y se dará cuenta que la respuesta del principio llegara más pronto de lo que cree: volverá a enamorarse. Pero esta vez, de la persona correcta.

Sobre el autor

Vicente Herrera Gayosso

Vicente Herrera-Gayosso es psicólogo y terapeuta egresado de la Universidad Tecnológica de México. Es el autor del libro: Supera el Divorcio ¡Ya! (claves para salir adelante tras la ruptura de pareja). También es conferencista y posee un exitoso video blog en Youtube: Supera el Divorcio Ya. Actualmente vive en la Ciudad de México en donde da consulta particular.

Puedes agregarlo en su Facebook: Vicente Herrera-Gayosso

Autor: Revista Feminity. Los artículos redactados por el equipo de Revista Feminity son aquellos que se refieren a las opciones y noticias sobre esta web, así como la edición de artículos enviados por usuarios a través de la sección COLABORA.