Londres, una de las principales ciudades de toda Europa y por supuesto, la principal hablando económicamente en el Reino Unido, es uno de los lugares más visitados en el mundo y que definitivamente merece la pena considerar para venir a conocerle, pues es un nivel diferente al turismo que estamos acostumbrados.

De hecho es bastante difícil describir a Londres con palabras, lo mejor que puedes hacer es venir de viaje al lugar, para que te des cuenta de lo genial que es y que puedas probar sus grandezas de cerca.

Londres tiene muchos lugares emblemáticos que puedes visitar si quieres quedarte encantado del lugar, de hecho a esta ciudad asisten todo tipo de personas, no solo los que no la conocían, pues es amplia y muy pero muy sorpresiva, quien viene una vez, definitivamente vuelve a ella, para seguir viendo más y más de la misma.

Viajar a Londres a bajo costo

Aunque no lo creas, es posible viajar a Londres pagando mucho menos de lo que imaginas; si estás cerca, es Europa, seguramente la diferencia no será mucha para ti, pero estando en América, si deseas visitar dos países de una sola vez y con bajo costo, la manera perfecta es ir a España y desde ahí tomar un vuelo hacia Londres para alojarte uno o dos días.

La distancia tan corta entre ambos lugares ha hecho que los vuelos de bajo costo y por supuesto, cortos en tiempo, sean la perfecta manera de pasarte en Londres un maravilloso fin de semana sin problema alguno.

Atracciones de Londres

Lo primero que puedes buscar para ver la arquitectura de tan alto nivel que se ha cuidado en Inglaterra desde tiempos remotos es el Palacio de Westminster o conocido también como las casa del parlamento, que originalmente se construyó en 1512 y que alojaba al parlamento, por ello su nombre, pero un incendio lo arrasó en 1834 y desde entonces estuvo a la espera de ser mejorado.

Esperó un poco, pero no demasiado y el maravilloso palacio perfectamente iluminado desde el exterior que hoy conocemos, es el que fue construido desde 1847 y  sigue siendo usado para las sesiones parlamentarias, por ello es que solo se abre al turismo los sábados, pero incluso se puede llegar a vigilar las sesiones, solo que mucho menor audiencia es permitida.

El palacio cuenta con pináculos sobre los cuales descansan las estatuas de antiguos reyes y que se reflejan en el río que tienen al frente; a su lado se encuentra otro emblemático lugar de Londres, la torre Big Ben.

La torre del Big Ben es básicamente un reloj de cuatro caras, pero totalmente inmenso y con el buen gusto de construcción con arquitectura gótica, es de increíbles 106 metros de altura y solo los relojes de cada cara tienen 7 metros de diámetro.

big ben

A pesar de que todos conocemos al Big Ben como la torre del reloj, resulta que en realidad no es a los relojes que se les dio originalmente ese nombre. El Big Ben es una campana que está dentro de la torre, la cual da las respectivas campanadas a diario en las horas pico y que por cierto, es tan emblema en el país, que hasta se pasan en vivo por la radio BBC las mismas todos los días.

Qué ver en Londres

Es realmente grande la lista de todas las atracciones que puedes ver en Londres, debes tomar nota para visitar cada una de las que puedas, entre las principales podemos mencionar el Museo Británico, como uno de los más emblemáticos, pues cuenta con más de 5 millones de visitantes al año, por cierto, la más visitada de Londres entre sus atracciones.

Entre otros están el museo de la guerra imperial, que contiene cosas de guerra que no te imaginas, un torpedo humano, la bomba atómica, tanques y aviones militares, todo lo que no se vio en las guerras por el público, está ahí. De hecho es uno de los museos bélicos más famosos del mundo.

Si con todo esto que te hemos mostrado, no tienes suficiente para visitar este lugar tan genial, definitivamente tienes un problema de aburrimiento excesivo; haz tus maletas y vámonos de viaje a Londres.

Autor: Laura. Soy una blogger amante de la moda, me gusta cuidarme y llevar una vida sana. Comparto mis gustos y aficiones así como temas interesantes.