No todas las personas cuentan con grandes habitaciones que nos recuerdan a las habitaciones de ensueño de las películas, ni tampoco una habitación de sobra para crear en ella su propio vestidor, pero eso no quiere decir que no se puedan crear vestidores increíbles en poco espacio. Es cuestión de ser creativa y tener algunas nociones básicas.

Lo bueno que tienen los vestidores pequeños, es que estos pueden ir integrados en cualquier lugar de la casa, incluso podemos colocar uno en el baño o en la zona de la lavadora. Lo que hace que un vestidor pequeño sea muy funcional y  se pueda usar para más de una cosa. Os vamos a dar un simple consejo para que en tu casa y sin ningún problema te puedas crear el propio vestidor de tus sueños. Lo primero que hay que hacer es encontrar un armario empotrado que sea amplio y a continuación le quitamos las puertas. Seguidamente tenemos que ordenar el interior como queramos.

Alguna zona será para perchas, algunas con tablas para colocar la ropa y una zona para los zapatos. Una vez que lo terminemos, podemos taparla zona de fuera con una cortina o tela de nuestro gusto o incluso colocar un biombo delante de el, para que no se vean las cosas del interior. Muchas casas no cuentan con armarios empotrados, lo que hay que hacer es encontrar un armario  y quitarle las puertas, después se siguen los pasos anteriores.

¿Teneis alguna otra sugerencia?

Autor: Revista Feminity.