Calor de calor o…
…calor de caliente.”

El calor o nos estimula sexualmente o nos aplana disminuyendo el libido y con ello las ganas de mantener relaciones sexuales durante el verano. Cuando las relaciones de pareja están pasando por un época difícil el verano ocasiona más peleas y desencuentros, ya que se dispone de más tiempo libre para compartir. O eso hemos creído siempre.
Por el contrario la Asociación Estatal de los Profesionales de la Sexología (AEPS) afirma que es en este momento cuando las parejas quieren experimentar más. Para Carmen Sánchez: “es un buen momento para jugar, experimentar y disfrutar con tu pareja. Puedes crear nuevos roles, hábitos, introducir sorpresa en la relación”.

Seas como seas lo importante es disfrutar de tú sexualidad y la de tú pareja. Ya seas un león o un gatito en la cama puedes aprovechar al máximo el tiempo que compartís juntos. El verano nos deja una infinidad de ocasiones para tener:

 
1. Tiempo de reflexionar. Es un buen momento para aprovechar y dedicarnos a nuestras aficiones y a nosotros mismos, de tal manera que en este tiempo también se puede reflexionar y valorar cómo ha ido la relación a lo largo del año. Hacer un balance para poder cambiar las cosas. Asumir las vivencias de todo el año, que hemos hecho mal y que nos ha sentado mal nos ayudará a mejorar la relación con nuestra pareja y con nosotros mismos.

 
2. Fomentar la comunicación. Partir de los errores y las cosas que hemos hecho bien para poder transmitírselos a nuestra pareja de una manera positiva y sin miedos. Decirle a nuestro contrario lo que nos molesta, lo que nos gusta y escucharle nos vendrá bien para poder sopesar el punto en el que nos encontramos en nuestra relación. Para seguir adelante o para terminar de la mejor manera posible.

 
3. Es un buen momento para sorprender a nuestra pareja, hacerle algún detalle, invitarla al cine, hacerle una noche especial o recordar lo que significa para ti y hacérselo saber etc.. ¿A quién le amarga un dulce?

 
4. Momentos de intimidad más frecuentes.

 
5. Viajar hacia el placer. En el verano podemos descubrir nuevos lugares, salir de nuestra rutina diaria y explorar nuevos universos juntos. Atrévete a probar cosas nuevas, lugares nuevos y horarios nuevos.

 

Disfrutar del sexo, de la pareja, conocerse mejor, descubrir, viajar, sentir, disfrutar del otro, desfrutar de ti.

Atrévete y descubre.

 Fin de la cita 

Autor: Andrea Diez González.