De un tiempo a esta parte, en todos los medios de comunicación aparecen frecuentemente anuncios de leches enriquecidas con calcio, algo que, sólo unos años atrás no existía. ¿A qué se debe esta especie de moda que parece tan importante? La respuesta es simplemente, evitar la osteoporosis, una enfermedad que cada día suma “víctimas” cada más insospechadas.

Preventiva: La osteoporosis es considerada una epidemia silenciosa que consiste en la descalcificación de los huesos. Esta enfermedad puede paliarse, entre otras cosas, con un mayor consumo de calcio, es decir, de leche.

Energética: Además de esta ventaja preventiva, la leche es, también, un alimento muy energético. Un litro aporta nada menos que 600 kilocalorías. Claro que esto puede suponer todo un problema para quienes se preocupan por la línea, pero necesitan una gran cantidad de calcio. Esa es una de las razones de que apareciera este nuevo producto.

Calcio: De este modo, con la misma cantidad del alimento se consigue aumentar considerablemente la dosis de calcio pero no de calorías. Así por ejemplo, 200 mililitros de leche aporta unas 120 kilocalorías y 240 mg de calcio. Para la misma cantidad de leche enriquecida el nivel de calcio asciende hasta 320 mg.

Búsquedas relacionadas:

Autor: Laura. Soy una blogger amante de la moda, me gusta cuidarme y llevar una vida sana. Comparto mis gustos y aficiones así como temas interesantes.