Un mantel es uno de los accesorios más importantes en cualquier cocina o comedor. Basta echarlo por encima de una mesa para que esta se transforme completamente. Además, la tela ayuda a proteger la superficie de la mesa durante la comida, tanto de manchas como de arañazos, y es tan fácil de limpiar como meterlo en la lavadora.

Lo mejor de los manteles es que es una forma rápida y fácil de cambiar completamente el aspecto de una mesa. Da igual que quieras darle un toque fresco y veraniego o un toque romántico: basta con elegir el mantel adecuado y… ¡voilà! Ya tienes el ambiente que desees para cualquier ocasión.

Es un cambio que no conlleva ninguna complicación. Sin embargo, hay mesas que tienen un diseño único y que son bonitas por sí mismas, sin la ayuda de ningún mantel. Cuando tenemos una mesa así en casa (ya sea una mesa de diseño o una elegante mesa de madera sólida con una decoración especial) es más que lógico que queramos mostrar su superficie. Además, también hay personas a las que no les gusta utilizar mantel, ya que les parece demasiado trabajo ponerlo y quitarlo y lavarlo, y prefieren utilizar una mesa que no se estropee al contacto con líquidos y comida. Hay muchas personas que tienen un mantel que utilizan para proteger la mesa durante ocasiones especiales, cuando tienen mucha gente en casa. Son manteles que se utilizan únicamente en días de fiesta y que, por tanto, tienen diseños adecuados a estas (por ejemplo, motivos navideños).

Otra opción para aquellos que no son muy fans de los manteles es usar manteles individuales de plástico que permitan proteger la mesa sin cubrir toda su superficie. En el mercado podemos encontrar muchos diseños disponibles, así que sólo es cuestión de elegir manteles individuales que combinen con el estilo y los colores de nuestro comedor o cocina. En cuanto a mesas de exteriores, los manteles son muy útiles para cubrir las manchas o imperfecciones de la mesa, pero los días en los que el viento es insoportable, los manteles pueden resultar un fastidio. En este caso, dado que las mesas de exteriores se utilizan principalmente cuando hay invitados en casa, no es una buena idea utilizar manteles individuales. La solución es utilizar clips que sujeten el mantel a la mesa.

Al final, utilizar o no mantel depende de cada familia y de cada hogar. Si tienes algo que añadir, ¡hazlo en los comentarios!

Búsquedas relacionadas: