Esté plato típico de la cocina mallorquina a base de verduras es ideal para acompañar carnes o pescado. A mi personalmente me encanta con unas sardinas fritas.

Ingredientes:

1 kilo de patatas
2 calabacines
2 berenjenas
3 pimientos verdes
½ kilo de tomates maduros
3 decilitros de aceite de oliva
Sal

Preparación:

Pelamos las patatas y las cortamos en rodajas finas.
Freímos las patatas en abundante aceite con un poco de sal y reservamos.
Cortamos los calabacines también en rodajas, los lavamos sin pelarlos y los hacemos a la plancha (en una sartén antiadherente con poco aceite y poniendo el punto de sal cuando el alimento está cocinado).
Una vez cocinado el calabacín, lo colocamos encima de las patatas (haciendo capas).
Cortamos las berenjenas en rodajas sin pelar y las dejamos en un colador con sal para que suelten el agua.
Posteriormente lavamos las rodajas de berenjena con agua fría, las secamos con un paño limpio de cocina y las cocinamos a la plancha de la misma forma que hemos cocinado anteriormente los calabacines.
Una vez cocinadas las rodajas de berenjena, las colocamos encima de las patatas y los calabacines.
Cortamos los pimientos en rodajas y los sofreímos con una pizca de sal.
Los colocamos encima de todos los demás ingredientes.
Escaldamos los tomates 2 minutos en agua hirviendo, los pelamos, les quitamos las semillas y los cortamos en trozos.
Sofreímos el tomate en la misma sartén de los pimientos con un poco de aceite quitando el exceso de grasa antes. Se sofríe a fuego lento, se sazona y cuando está listo se vierte por encima de todo lo anterior.

Autor: Diane. Blogger desde 2006 es una apasionada de la cocina, aunque también le interesan los temas de New Age, Maternidad, Salud y Bienestar y Hogar.