La incontinencia urinaria es una condición médica que puede ser muy embarazosa. Es la pérdida del control de la vejiga, lo cual puede ser causada por numerosas acciones. Es importante conocer las causas que te están provocando las pérdidas de orina por lo que, en primer lugar, lo que deberías hacer, es consultar a tu clínica de urología de confianza para que puedan hacerte un tratamiento adecuado a tu caso.

Cómo tratar la incontinencia

Los ejercicios de Kegel son los mejores para tratar la incontinencia urinaria, pero lo cierto es que cualquier tipo de ejercicio que sirva para fortalecer los músculos de la pelvis, son útiles. Se recomiendan los ejercicios de Kegel, ya que ayudan a fortalecer los músculos de la pelvis, lo que fortalece los músculos alrededor de la vejiga y hace que se creen menos problemas de control de la orina.

Entrena tu vejiga tanto cuando tengas tiempo como cuando no. Localiza los músculos a través de los cuales puedes detener y permitir la salida de la orina y, ejercítalos contrayéndolos y relajándolos siempre que puedas. No te preocupes, puedes hacerlo en cualquier lado y nadie lo notará. Haz el ejercicio aguantando durante 5 segundos y relajando otros 5. Cuando lo tengas controlado, aumenta a 7 segundos y después, a diez.

Continuar el entrenamiento de la vejiga haciendo viajes regulares al baño. Es decir, intenta ir cada dos horas y luego aumenta el tiempo. También puedes intentar la técnica de doble vaciado, lo que significa que vayas sin orinar todo lo que puedas, y luego esperes un par de minutos para tratar de ir de nuevo a terminar.

Evita los alimentos o bebidas que puedan llevar a la incontinencia como por ejemplo el café o el alcohol. Hay algunos alimentos o bebidas que son diuréticos, por lo que su consumo puede aumentar la producción de orina: piña, espárragos, etc. También contrarás que hay alimentos que a ti personalmente, te sientan peor para el control de tu vejiga, esos tendrás que descubrirlos por ti mismo.

Utiliza compresas para adultos para mantener el problema bajo control si no es demasiado grave. Hay muchos productos en el mercado que te pueden ayudar a controlar una pequeña cantidad de la incontinencia.

Determinar la severidad de su condición. Si la incontinencia es extrema hay otros métodos para su tratamiento como la estimulación eléctrica, los dispositivos médicos y de cirugía. Los urólogos son la mejor opción para recomendar qué tipo de tratamiento que necesita.